El juicio estaba previsto que se celebrara en la Sección Primera de la Audiencia de Ciudad Real, aunque antes de la vista oral, las partes han alcanzado un acuerdo que será reflejado en la correspondiente sentencia de conformidad.

Para la reducción de la petición de penas, que reduce en cinco años para el principal acusado, J.C.P.T., y tres años y medio para los otros dos, D.P.P y L.M.D., la fiscal ha pedido que se tengan en cuanta las atenuantes analógicas de reparación del daño a la víctima y drogadicción cuando ocurrieron los hechos.

Con respecto a la reparación del daño, los acusados entregaron a la víctima, J.M.V.C., la cantidad de mil euros, cantidad que fue aceptada por éste.

HECHOS

Los hechos tuvieron lugar a partir de las 4.00 horas del día 19 de junio de 2013, cuando los acusados llegaron al pub preguntando por el dueño, que no estaba esa noche, y hablaron con la persona encargado del local en esos momentos.

Tras realizar varias consumiciones, una hora después abandonaron el local, al cual regresaron cuando tuvieron constancia de que ya no había ningún cliente y aprovecharon que la víctima salió a tirar la basura para propinarle un puñetazo y entrar de nuevo.

De nuevo dentro, armados con un destornillador y un cúter, amenazaron de muerte al hombre, e incluso le llegaron a clavar el destornillador en el cuello. Los atracadores se hicieron con diferentes botellas, la caja registradora, el ordenador, una maquina de humos y una máquina de objetos luminosos, entre otros objetos.

Asimismo, obligaron al encargado del local a que se subiera en el coche que tenían en la puerta y emprendieron la huida hacia la localidad de Chillón.

A las afueras de esta localidad, a unos nueve kilómetros, le dejaron abandonado sobre las 7.00 horas. Días después, la Guardia Civil, con la correspondiente autorización judicial, registró uno de los domicilios de los acusados, hallando 28 plantas de cannabis.