Carlos Madera, ex director general de Patrimonio, Caso Marea
Carlos Madera, ex director general de Patrimonio, Caso Marea BALANCE TV

El exdirector general de Cultura de 2003 a 2007, Carlos Madera, ha declarado este miércoles como testigo en el caso Marea donde ha manifestado que "en absoluto" tuvo sospechas de que la funcionaria Marta Renedo, una de las principales acusadas, estuviese cometiendo irregularidades mientras trabajó con ella y añadido que "si las hubiese tenido hubiese tenido que actuar".

Además Carlos Madera ha negado "rotundamente" que haya dado alguna orden de cometer algo ilegal a Marta Renedo o a cualquier otro subordinado, así como que haya sido conocedor de alguna irregularidad y no lo comunicase ni interviniese. "Si alguien mantiene eso le reto a que lo demuestre", ha dicho.

Madera ha explicado al tribunal que fue en 2010 cuando se "detectaron una serie de cuestiones" relacionadas con supuestas irregularidades, pero no en su época en la consejería, de 2003 a 2007, y ha añadido que tenía en Marta Renedo la confianza que lleva la función pública.

"Siempre me pareció una persona trabajadora y eficiente y cuando en 2010 saltó el problema yo llamé a Renedo por teléfono para preguntarle que había pasado. Ella me dijo que no pasaba nada, que tranquilo. Tengo mucha prisa, no pasó nada, no te preocupes, me dijo", ha explicado Madera, que ha añadido que no "le dio importancia a la conversación y creyó que era una cosa menor o algún lío propio de ella".

Ha indicado que hizo esta llamada a Renedo a pesar de que hacía ya tres años que no era su subordinada y lo hizo únicamente para interesarse por ella. En este sentido ha manifestado que "esa fue la única conversación -con la funcionaria acusada- y le costó estar aquí -declarando como testigo-. "Un periodista un año después me sacó este asunto y a partir de ahí sigo con este calvario", ha dicho.

Preguntado si fue él quien presentó a Marta Renedo y Maximino Fernández (gerente de ASAC) Madera ha indicado que conocía a este último desde hacía tiempo por ser de Oviedo de toda la vida", pero no recuerda si presentó a ambos tal y como ha asegurado el acusado en su declaración.

"Creo que no, en todo caso sería a finales de los años 90 cuando lo hice. No tengo idea de haber hecho de presentador, no lo puedo afirmar ni negar, no lo recuerdo, lo que si digo es que en todo caso esa puesta en contacto tuvo que haber sido muchísimo antes, hace 20 años", ha dicho Madera.

DESCONOCE EXPEDIENTES

Carlos Madera ha indicado desconocer los expedientes relativos al centro Belén de la Montaña y otros de los incluidos en la causa que se juzga. "No se nada de Belén de la Montaña, ni siquiera sabía que existía ese centro", ha indicado Madera, que ha añadido que lo conoció por esta causa.

Así ha indicado que en algunos expedientes ha reconocido firmas que no eran suyas y en otros si las reconoció como propias. También ha explicado que no le sorprendía que buena parte de las obras se adjudicaban a las mismas empresas porque eran empresas homologadas y trabajaban bien.

Preguntado por las personas contratadas a través de ASAC, entre ellas su cuñada que trabajaba como bibliotecaria, el exdirector ha indicado que "no podía saber quien entraba y quien salía porque no era su función". "Mi cuñada trabajó para una empresa que la destinó a un lugar concreto, me enteré de que estaba trabajando tiempo después de empezar", ha dicho Madera, que ha indicado que no conocía al resto de personas contratas por ASAC.

"Mi cuñada mandó muchos currículum y trabajó también para bibliotecas del Ayuntamiento de Oviedo", ha dicho Madera que también ha aludido a las altas tasas de empleo de entonces. Ha añadido que "entendía que el contrato de su su cuñada con ASAC era legal"

Consulta aquí más noticias de Asturias.