El número de avisos por parte de los ciudadanos que han visto cetáceos varados o muertos en las playas de la Comunitat durante este verano «casi se ha duplicado», según el director general de Prevención de Extinción de Incendios y Emergencias en la Comunitat, Miguel Espinosa. Se ha pasado de 63 en 2006 a los 104 este verano.

Sin ir más lejos, el domingo, un socorrista de Cruz Roja encontró muerto un animal, concretamente un tiburón, de unos 2,20 metros de largo en la playa de Dénia.

El hombre se metió dentro del agua y consiguió sacar a la tintorera hasta la orilla de la playa. Poco más tarde, telefoneó al centro de recuperación de especies de la Universitat de València para someterlo a estudio.

Falsos avisos de fuego

Durante este verano, también se recibieron 487 avisos en la Comunitat relacionados con incendios forestales y 2.831 con quemas rurales. «La mayor parte fueron falsas alarmas», concluye Espinosa.

Un ejemplar muerto de tiburón de la clase tintorera, de unos 2,20 metros de largo, ha sido hallado en una playa de Dénia (Alicante), informaron hoy fuentes de la Policía Local.

El hallazgo se produjo poco después de las 20 horas de ayer en la playa de la Marineta Cassiana, donde ya no quedaban apenas bañistas, cuando uno de los socorristas de la Cruz Roja se disponía a abandonar su puesto y se percató de que había un pez flotando cerca de la orilla.

Según las mismas fuentes, este socorrista se metió en el agua y sacó el cadáver del escualo para, una vez en la orilla, darse cuenta de que se trataba de una tintorera.

Entonces, se siguió el protocolo existente y se dio aviso al centro de recuperación de especies de la Universitat de València, cuyos biólogos llegaron por la noche y se llevaron el ejemplar para su estudio.