En una rueda de prensa, la secretaria asegura que los socialistas "presentamos la mejor candidatura en la provincia de Sevilla, y tal fue así que ganó el PSOE las elecciones. Nuestras candidaturas van a ser las mismas, y por supuesto Antonio Gutiérrez Limones va a seguir, porque es un magnífico alcalde y lo han ratificado los alcalareños, al que han votado mayoritariamente". Junto a esto, subraya que "el señor Gutiérrez Limones no está imputado, creemos que esto es una operación por parte de la oposición que no sabe ya qué hacer para derrocarle y manchar su imagen". "Él es un buen político en su pueblo y lo es ahora también en el Congreso y lo seguirá siendo", concluye la secretaria.

Cabe recordar que la corporación municipal alcalareña está formada por nueve concejales del PSOE que gobiernan en minoría frente a una oposición formada por cinco ediles del PP, cuatro de Alcalá Puede divididos entre dos capitulares escindidas de Podemos y otros dos leales de este partido, tres concejales de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, dos del PA, una de Ciudadanos y otra última concejal que concurrió también por la formación naranja pero ha sido recientemente expulsada de sus filas.

De cualquier manera, los siete concejales que suman IU/AA, el PA y los ediles de Alcalá Puede leales a Podemos han iniciado "una ronda de contactos con ediles de la corporación alcalareña que compartan la necesidad de regenerar democrática y políticamente el Ayuntamiento, aboguen por tomar medidas frente a la corrupción y coincidan en la necesidad de sacar al PSOE del gobierno para devolver el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a sus vecinos", toda vez que el mandato comenzó ya con el fracaso de un intento de promover un gobierno alternativo en la propia sesión de investidura y las dos ediles de Ciudadanos, ahora divididas, votaron a favor del PSOE.

Los concejales promotores de esta iniciativa, de cualquier modo, están firmemente convencidos de "la necesidad de expulsar del gobierno a un partido en el que destacados miembros activos están siendo investigados en el caso Alcalá Comuinicación Municipal (ACM) y, que a día de hoy, se encuentra a las puertas del Tribunal Supremo, por el aforamiento del alcalde Antonio Gutiérrez Limones" como diputado del Grupo socialista en el Congreso.

Estos ediles consideran que "la gravedad de la situación de una ciudad cuyo gobierno está a la deriva, con un alcalde preocupado en su futuro político y un PSOE en vilo por el futuro judicial de varios de sus miembros, así como por la salida a la luz de la cara oculta de su gestión durante los últimos años, requiere un paso firme y responsable que deje atrás los 40 años del PSOE en el gobierno local".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.