Patio cordobés
Participa todo patio cordobés y rincón típico de la provincia que reúna las condiciones necesarias de conservación y estética. ARCHIVO

Por segundo año consecutivo se pone en marcha el Concurso de Patios y Rincones de la Provincia, que tendrá lugar del 2 al 15 de mayo. Este certamen pretende, según indicó la vicepresidenta de la Diputación, Carmen Gómez, «poner en valor y acercar a los turistas en general la riqueza patrimonial y artística de los patios y rincones de la provincia de Córdoba, fomentando su conservación y dejando constancia de que la marca Patios de Córdoba es mucho más extensa de lo que pudiera parecer en un primer momento». Un total de 64 recintos participan este año en el certamen.

El primer premio de 2015 fue para el recinto en la calle Empresaria Teresa Córdoba s/n de la localidad de RuteSegún las bases del concurso, en el mismo participa todo patio cordobés y rincón típico de la provincia que reúna las condiciones necesarias de conservación y estética, que componga su ornamentación con elementos naturales y florales del tiempo, en arriates o macetas, con recipientes adecuados, así como elementos decorativos propios de las comarcas provinciales.

A su vez, concurren al certamen aquellos patios pertenecientes a entidades o asociaciones, sin ánimo de lucro, que mantengan el mismo durante todo el año y que realicen las actividades propias del colectivo de forma continuada.

En cuanto a los galardones, hay dos modalidades. Por un lado, la de Patio cordobés, que consta de tres premios, de 1.500, 1.000 y 500 euros, para el primero, segundo y tercer premiado, respectivamente. La otra categoría, de Rincones típicos, consta también de tres reconocimientos, consistentes en la colocación de una placa con el primer, segundo o tercer premio. Asimismo, serán considerados espacios recomendados para posibles expresiones artísticas de iniciativa pública y/o privada.

El primer premio en la edición del pasado año fue para el recinto ubicado en la calle Empresaria Teresa Córdoba s/n de la localidad de Rute. Por su parte, el segundo y tercer lugar se concedieron a los patios de las calles Antón Díaz, 9, de Montoro, y Centro, 22, de El Carpio.

La tradición de los patios está muy arraigada en varios municipios de la provincia. Uno de ellos es Castro del Río, donde se organizan festejos en los que se visten de flores las cruces y se adornan las calles y patios, en especial en el barrio de la Villa. Se trata de un barrio típico de esta localidad, de calles blancas y angostas, el cual cobra una especial animación durante las noches.

En Montoro también se vive un gran ambiente estos días. La localidad del Alto Guadalquivir engalana en las primeras semanas de mayo sus barrios, calles y fachadas con la celebración de la festividad de la Cruz de Mayo y el ya tradicional concurso de patios y fachadas típicas. Durante estos días pueden visitarse antiguas casas señoriales que han podido conservar su construcción primitiva.

Priego y Espejo

Priego de Córdoba es famoso por su Barrio de la Villa. Esta zona tan característica destaca por sus blancas calles quebradas que dan una clara idea de sus orígenes árabes y medievales. El barrio, que fue declarado Conjunto Histórico en 1972, se abre a los visitantes en el mes de mayo, como un gran patio engalanado de cal y flores.

Precisamente, en la comarca de la Subbética es tan importante esta tradición que cuentan desde hace cuatro años con su propio certamen. La participación es numerosa por parte de espacios que pueden visitarse en las dos primeras quincenas de mayo. En Espejo se puede disfrutar hasta el 22 de mayo del I Concurso de Fachadas, Patios y Rincones Típicos, dentro del cual se muestran 20 espacios engalanados con adornos y flores.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.