El padre de Madeleine también es declarado sospechoso de la desaparición de su hija

Madeleine (centro) y sus padres, Gerry y Kate. (AGENCIAS)
Madeleine (centro) y sus padres, Gerry y Kate. (AGENCIAS)

La policía declaró hoy sospechoso al padre de Madeleine, Gerry McCann, en la desaparición de su hija, tras interrogarle más de 8 horas y después de hacer lo mismo con su mujer, Kate McCann, anunció su abogado, Carlos Pinto.

Es frustrante, lo que mas queremos es a nuestra hija

El letrado declaró, al abandonar las instalaciones de la policía con Gerry, que éste y su esposa, Kate, han sido considerados sospechosos, aunque salvo la obligación de comunicar sus ausencias "tienen total libertad de movimientos".

"La investigación continuará con toda serenidad", agregó el abogado portugués de los McCann ante decenas de periodistas y curiosos que esperaron durante horas a que Gerry abandonará la sede de la Policía Judicial en Portimao, en el sur del país.

Por otro lado, los padres de Madeleine han rechazado una oferta de la policía portuguesa, que les garantizaría una pena de sólo dos años de prisión si confiesan su implicación en la presunta muerte de la niña, informó hoy la BBC.
Los McCann permanecerán en Portugal

Un portavoz de la pareja, David Hughes, declaró que no se han formulado cargos contra la pareja y aseguró que, en principio, "los interrogatorios han concluido, aunque no hay nada establecido".

La pareja, agregó, permanecerá en su apartamento alquilado en Playa de la Luz, donde desapareció Madeleine el pasado 3 de mayo, con sus otros dos hijos gemelos, de dos años.

Respecto a las intenciones que habían expresado los McCann de regresar a Gran Bretaña, Hughes comentó que no está previsto ya que lo hagan -aunque podrían obtener un permiso judicial para salir de Portugal- y además la policía puede solicitar otras diligencias que afecten a la pareja.

Según Hughes, las más de ocho horas de interrogatorio, que transcurrieron en dos periodos, y la declaración de sospechoso han sido "frustrantes" para Gerry McCann, de 39 años, "que lo que mas quiere es a su hija" y que pese a todo, "se siente fuerte y animado".

El portavoz admitió que la situación de los padres de Madeleine es un poco ambigua y adelantó que, por su condición de sospechosos, se abstendrán de hacer declaraciones a la prensa.

Gerry estuvo de pie junto a su abogado mientras éste anunciaba que había sido calificado de sospechoso, después de que el letrado le agarrara del brazo para que no siguiera caminando hacia su coche y permaneciera ante los periodistas.

Giro en la investigación

La pareja de médicos británicos, que logró la atención de medios de comunicación de todo el mundo y donaciones y recompensas millonarias para buscar a la niña, pasó en unas horas del papel de víctimas al de sospechosos tras aparecer rastros de sangre y vestigios de un cadáver en su casa, su automóvil y algunos efectos personales.

Kate McCann, que fue interrogada antes que su marido durante 16 horas, volvió el viernes abatida a su apartamento de Playa de la Luz después que la policía portuguesa la declarara sospechosa.

Esta condición facilitará las diligencias de la policía pero también permitirá a los padres de Madeleine evitar declarar o contestar preguntas que puedan perjudicarles y acceder a información de los cargos y pruebas en su contra.

Varios familiares y portavoces de la pareja afirmaron que ambos consideran ridículas las sospechas en su contra, pero están profundamente preocupados por el giro que han tomado los acontecimientos.

La prensa portuguesa publicó en las últimas semanas varias filtraciones de la policía que involucraban a los padres en diversas hipótesis sobre la muerte de Madeleine, desde un accidente violento a la administración de medicinas o tranquilizantes.

Pero algunos medios comentaron hoy con preocupación las críticas a la policía lusa que lanzaron familiares y amigos de los McCann en el Reino Unido, donde se puso en duda la seriedad de sus acusaciones e incluso se les acusó de fabricar pruebas.

Los padres de Kate McCann -Brian y Susan Healy- Filomena McCann, hermana de Gerry, y algunos amigos que les acompañaron en Playa de la Luz lanzaron fuertes acusaciones contra la policía portuguesa y defendieron la inocencia de la pareja desde las cadenas británicas de televisión.

En Portugal varios abogados consultados por medios locales pusieron en duda, por las características del sistema judicial luso, que la policía portuguesa haya ofrecido a Kate una condena leve si se declaraba culpable de la muerte accidental de su hija, como declaró Filomena McCann a la prensa británica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento