Gran Hermano vuelve al origen

  • La novena edición del reality show por excelencia vuelve cargada de novedades y con planes para "evitar las estrategias".
  • Habrá "colectivos sociales" nunca antes representados en el programa.
  • La casa es más pequeña y quieren recuperar el espíritu de la primera edición, para "forzar la convivencia" de los concursantes.
Mercedes Milá posa en la presentación de la novena edición de 'Gran hermano'.
Mercedes Milá posa en la presentación de la novena edición de 'Gran hermano'.
ISRAEL ÁLVAREZ

Hoy se ha presentado la novena edición de Gran Hermano, convirtiéndose el formato español en el más longevo del mundo.

Según han explicado los responsables del programa el objetivo de este año es "intentar volver al espíritu de Gran Hermano 1". Pepa Álvarez, directora del programa, explicó que "los concursantes de ahora saben muy bien donde entran, no como los primeros, que no sabían nada".

Para eliminar esta ventaja, el equipo del programa ha "desarrollado un plan para desbaratar los pactos y las estrategias" de forma que "ningún día sea igual a otro".

Salón de la casa

Por lo pronto la casa ha vuelto a sus orígenes. En esta edición el hogar de los "grandes hermanos" es más pequeño y más funcional que en anteriores ocasiones y busca "forzar la convivencia" de los concursantes. Las estancias se han reducido al mínimo: El salón, con la cocina abierta al mismo, dos habitaciones pequeñas, un único baño, un almacén, el jardín y el confesionario.

Además de los ases que el equipo del programa guarda en la manga para sorprender a los inquilinos hay algunas otras novedades.

Los "grandes hermanos"

En primer lugar habrá sorpresas en lo que a los propios concursantes se refiere. La directora del programa explicó, sin dar muchos datos, que habría "colectivos sociales" que hasta ahora no habían tenido representación en el programa.

Además, según explicaba Pepa Álvarez, se ha querido "hacer un guiño a aquellos que han crecido con Gran Hermano" por lo que también entrará en la casa "alguien de 18 años". El espectro de edad en esta edición va desde esos 18 años y hasta los 35.

Dormitorio

Más dureza

En esta edición los concursantes contarán con sólo 5 euros de presupuesto básico por persona y día. Si tras completarse la semana el grupo de concursantes no ha pasado la prueba de turno no recibirán nada, y la organización del programa sólo les suministrará pan y agua.

En cualquier caso este año tienen una balsa de salvación: El teléfono rojo. Una vez por semana los inquilinos podrán utilizar un teléfono rojo para comunicarse con la dirección del programa y así solicitar algo que necesiten. Eso sí, la dirección les pedirá algo a cambio y una vez hecha la petición no podrán rectificar y habrán de aceptar el trato.

Animales salvadores

Además de los humanos dentro de la casa vivirán un loro, dos cacatúas, un guacamayo y nueve yacos, que tendrán la capacidad de liberar a un concursante de la nominación semanal siempre que éste haya conseguido adiestrar al animal y haga que éste pronuncie su nombre durante la gala, que presentará Mercedes Milá.

El jardín

Presentadores veteranos

Mercedes Milá volverá a presentar el programa. La periodista dijo estar "entusiasmada" por esta nueva edición y confesó que Gran hermano forma parte de su vida y que "sigue siendo mágico". La presentadora aseguró además que esconde algunas sorpresas respecto a su vestimenta de este año, que "acompañará a la espectacularidad del plató".

Preguntada acerca de los concursantes aclaró que ella no los conoce hasta el último momento y que "sólo los veo un minuto, a cada uno en su hotel, para desearles suerte".

Junto a la veterana periodista vuelve Jordi González, que estará al frente de los debates del domingo, y los resúmenes diarios los conducirá el también veterano en estas lides Óscar Martínez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento