La acosadora de Paco González, a una presa: "Daría todo lo que tengo por ver muerta a su mujer"

Momento del juicio que en la Audiencia Provincial de Madrid contra Lorena G.F., acusada junto a su cómplice, Iván Trepiana, de intentar matar a la mujer del periodista Paco González.
Momento del juicio que en la Audiencia Provincial de Madrid contra Lorena G.F., acusada junto a su cómplice, Iván Trepiana, de intentar matar a la mujer del periodista Paco González.
EFE

Una testigo ha declarado este miércoles en el juicio contra Lorena Gallego, acusada de intentar matar a la mujer de Paco González, que la procesada le comentó que no podía vivir si la esposa del periodista deportivo estaba viva. "Daría todo lo que tengo por verla muerta", le comentó la acusada.

La testigo, Juana N., compañera de la acusada en la cárcel de Alcalá Meco (Madrid), donde estuvo presa desde febrero de 2014 hasta el pasado julio, ha relatado ante la Audiencia de Madrid que Lorena le ofreció 6.000 euros por matar a la mujer y a la hija de González.

"Ella me contó que Paco era su novio y que estaba muy enamorada", ha narrado Juana, quien ha manifestado que la procesada le dijo que se encontraba en la cárcel por intentar robar un coche, cosa que ella creyó.

"A mí me extrañaba que su supuesto novio no le fuera a visitar ni le dejaran tener una foto suya", ha continuado, antes de añadir que empezó a sospechar que aquello era un embuste cuando Lorena le contó que Paco estaba casado y que "no podía vivir si ella (su esposa) estaba viva".

Fue entonces, según la testigo, cuando la acusada le ofreció 6.000 euros por encontrar a alguien que matara a la esposa e hija de González, petición a la que no accedió.

"Estaba todo el día llorando, desde que se levantaba hasta que se acostaba, porque no le dejaban tener una foto de su novio", ha relatado.

La Audiencia Provincial de Madrid juzga desde el pasado lunes a Lorena Gallego e Iván Trepiana, acusados de intentar matar a la esposa e hija de Paco González el 5 de febrero de 2014, y que se enfrentan a 55 años y dos meses y 31 años y seis meses de prisión respectivamente.

Dos guardias civiles que participaron en el registro del coche y del domicilio de la acusada han declarado hoy que encontraron unas anotaciones manuscritas donde se podía leer la rutina habitual de María Teresa Iñigo, la mujer del periodista, además de varios objetos relacionados con él como cojines y fotografías.

Consulta a una abogada

Una abogada reclusa en la cárcel de Alcalá Meco ha manifestado también este miércoles en el juicio contra los agresores de la familia del periodista Paco González que Lorena G. le preguntó en prisión qué le pasaría si mataba a la mujer y a la hija del popular locutor deportivo.

Así lo ha manifestado la interna durante la prueba testifical de la vista oral, que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid desde el pasado lunes. Desde prisión, la joven intentó sin éxito que sus planes se llevaran a cabo tras los hechos fallidos del 5 de febrero cuando apuñaló a la mujer de González.

Varias reclusas han confirmado que Lorena intentó contratar a sicarios sin éxito para acabar con la vida de Maite, a quien consideraba "un estorbo" para alcanzar el amor de González. En su declaración, la acusado afirmó que llegó a enamorarse "hasta tal punto de la obsesión".

Otra de las presas ha relatado que intentaban quitarle a Lorena de la cabeza esa idea, ya que el periodista en vez de amarla la odiaría. "Yo le decía que se lo quitara de la cabeza.

Para que me dejara en paz, simulé que conseguía a alguien para lo que quería", ha contado la testigo, quien dio a la Guardia Civil varias cartas en las que se hacía constancia de los encargos por escrito. A partir de entonces, se le intervinieron las comunicaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento