El secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, ha afirmado que, "detrás" del documento sobre nuevo modelo de relaciones laborales de Confebask, subyace una apuesta por "someterse al bloqueo generalizado de la negociación colectiva". Asimismo, ha lamentado que la patronal vasca se "suicide" como agente social con esta propuesta.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente de CC.OO. ha considerado que la propuesta realizada por Confebask, que presentó este pasado lunes, constituye "un cierto ejercicio de marketing público", que "esconde más ruido que nueces".

A su entender, "detrás de ese documento", hay "una apuesta por someterse ya al bloqueo generalizado de la negociación colectiva", por "la individualización de las relaciones de trabajo" y por "soslayar el papel de los agentes".

Aunque ha señalado que "es muy difícil que nadie pueda oponerse" al planteamiento de Confebask de mayor transparencia en las empresas, ha remarcado que esas manifestaciones contrastan "con la realidad que los representantes legales de los trabajadores continuamente nos trasladan de que es muy difícil acceder a los datos económicos de las empresas y, sobre todo, cuando van bien o regular, se guardan en un candado de siete llaves y las empresas no lo comparten con los representantes de los trabajadores".

Unai Sordo ha indicado que, a lo largo de la crisis, ha habido diferentes formas de "capear el temporal", de forma que algunas empresas han pactado fórmulas de flexibilidad para evitar despidos, pero "otras han optado directamente por los despidos como vía de ajuste del ciclo económico".

En este sentido, ha manifestado que es necesario "dar respuestas nuevas" ante los cambios de ciclo económico y en la tecnología y los sistemas de trabajo, pero "no se pude ir a un modelo de regulador liberalizador, de relaciones individuales entre empresario y trabajador, al margen de la organización colectiva de los trabajadores, y sin herramientas".

"se suicide"

Asimismo, ha considerado "un error" que la patronal "en cierto modo se suicide como agente social" con esta propuesta, en la realiza "una renuncia explícita al papel de los agentes sociales".

El dirigente de CC.OO. ha añadido que este planteamiento se da, además, en un contexto en el que no hay "un pulso" por parte de las administraciones y, en particular, del Gobierno vasco para "recomponer un marco de diálogo tripartito que sirva para hacer frente a los retos que tiene la economía vasca en el futuro sin merma de los derechos de la mayoría social y de los trabajadores".

En cualquier caso, ha manifestado que "lo que no facilita las relaciones es el bloqueo de la negociación colectiva". En un momento de "bloqueo de la negociación colectiva y del convenio colectivo", Sordo ha considerado que "no vamos a ninguna parte".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.