La consejera de Fomento del Gobierno regional, Elena de la Cruz, y el alcalde de Tarancón (Cuenca), José Manuel López Carrizo, han hecho entrega este viernes de las llaves de 11 viviendas de protección oficial que pertenecen a una promoción de 43 unifamiliares construidos por la empresa pública GICAMAN en la localidad y cuya adjudicación "ha permanecido paralizada desde 2011 pese a estar las obras al 98 % de ejecución".

En nota de prensa, el Gobierno regional ha explicado que se trata de 11 viviendas unifamiliares de 90 metros cuadrados de superficie, cuatro dormitorios y garaje comunitario distribuidas en dos alturas que se han adjudicado en régimen de alquiler con opción a compra.

Los alquileres oscilan entre los 205 euros mensuales para los adjudicatarios del cupo general y los 191 euros mensuales para los adjudicatarios con movilidad reducida, ya que la promoción cuenta con dos viviendas adaptadas que han sido construidas en una sola planta y con garaje independiente para facilitar el acceso a la vivienda. Una de las familias a las que se ha entregado hoy la vivienda había sufrido un desahucio hipotecario con anterioridad.

Elena de la Cruz ha recordado que la Consejería ha entregado en los nueve últimos meses 224 viviendas entre el cupo social de la Junta de Comunidades y las promociones llevadas a cabo por GICAMAN.

"Encontramos una situación de abandono", ha señalado De la Cruz, "con promociones terminadas que no sabemos por qué razón no se entregaron a los vecinos para que las pudiesen disfrutar". La consejera ha indicado que esta situación ha causado deterioro por falta de uso y por actos vandálicos" circunstancia que está exigiendo fondos adicionales para su reparación.

Elena de la Cruz ha recalcado que es preciso "terminar las promociones para poder seguir entregando viviendas, concluirlas para que el destinatario final, que es el ciudadano, pueda disfrutarlas. No tiene sentido tener una promoción deteriorándose como ha permanecido esta durante más de cuatro años".

Tras estas primeras adjudicaciones, los servicios provinciales de vivienda de la Consejería continuarán trabajando con el Ayuntamiento de Tarancón para contactar con todos los aspirantes que figuraban en la bolsa de vivienda a fin de adjudicar el resto de la promoción. Elena de la Cruz ha afirmado que al haber transcurrido tanto tiempo, algunas familias "ya han buscado alternativas", por lo que si no hay suficiente demanda se volverá a abrir la bolsa.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.