Bodas gays en China
Sun Wenlin (pseudónimo, en el centro) y su pareja Hu Mingliang abandonan los juzgados del distrito de Changsha Furong tras perder su denuncia. Darwin Zhou / EFE

Un tribunal de la ciudad china de Changsha falló este miércoles en contra de una pareja de homosexuales que había presentado una demanda contra el gobierno local para poder registrarse legalmente como matrimonio.

Se trata del primer caso legal sobre el matrimonio homosexual aceptado a trámite por un tribunal chino, lo que, en opinión del colectivo afectado, es un "gran avance".

"Las autoridades no mostraron suficientes argumentos para rechazar su solicitud y solo les dijeron de forma verbal que no podían registrar su matrimonio, sin mostrar ningún tipo de documentos", explicó el abogado de la pareja, Shi Fulong.

Pero un tribunal de distrito de Changsha, capital de la provincia de Hunan (sur), falló en su contra, y el letrado avanzó que van a presentar una apelación contra esa decisión.

Uno de los componentes de la pareja, Su Wenlin (pseudónimo con el que prefiere identificarse), se mostró muy decepcionado con el fallo judicial, pero con ganas de seguir adelante en el proceso legal.

Nuestro fin es conseguir que se legalice el matrimonio homosexual"Nuestro fin es conseguir que se legalice el matrimonio homosexual", afirmó en declaraciones por teléfono tras salir del juzgado, al que un numeroso grupo de personas fue a apoyarles.

China avanza en la aceptación de la homosexualidad, que dejó de considerarse formalmente "una enfermedad mental" en 2001, si bien el matrimonio entre personas del mismo sexo no está legalizado y el Gobierno intenta que este colectivo tenga escasa o nula presencia pública.

"El movimiento LGTB es más fuerte ahora que antes", consideró la activista Wei Tingting, a la que las autoridades investigan desde hace más de un año por sus campañas en plena calle contra la discriminación de género o las agresiones sexuales.