Los comités de empresa de Navantia Ferrol y Fene han demandado "el cese fulminante" del presidente de esta compañía naval pública, José Manuel Revuelta, y de "todo su equipo directivo", principalmente por la situación económica y financiera de la sociedad pública estatal, en la que "las perdidas registradas en el pasado ejercicio 2015 se sitúan en los 224 millones de euros".

El presidente del comité de empresa del astillero de Ferrol, Javier Galán (CC.OO.), ha destacado que estas cifras "significan el multiplicar por ocho las perdidas registradas en la anualidad anterior, en el año 2014", cuando llegaron a los 27 millones.

"No entendemos estos resultados, cuando se asegura desde la dirección que las ventas se han incrementado y los salarios de los trabajadores continúan congelados desde el año 2009", ha advertido, antes de añadir que "además los gastos de personal se reducen en un 4 por ciento". Además, ha censurado "la subida en un 4,5 por ciento de los salarios y gastos de dietas de los miembros del comité de dirección".

La parte social también ha vuelto a reclamar la materialización de "un plan de futuro, con el nombre que se le quiera dar, para resolver las incertidumbres económicas y financieras, además de la consecución de carga de trabajo", así como la modernización de los astilleros, con la potenciación del I+D+i, además de "una nueva estructura organizativa que permita descentralizar las tomas de decisiones, la reactivación del área de turbinas y la incorporación de los jóvenes a las plantillas".

Carga de trabajo

Javier Galán ha denunciado la "nula carga de trabajo a pesar de los anuncios realizados por los responsables del Partido Popular" y así ha recordado que el buque flotel para la petrolera Pemex "está en su fase final", con un Buque de Acción Marítima (BAM) para la Armada Española "a un ritmo muy ralentizado y cuya colocación de quilla está prevista para el próximo 29 de abril".

Según el presidente del comité de empresa, el único departamento que está operando con normalidad es el de reparaciones. Galán ha catalogado como de "anuncios políticos y sin firmar" los posibles contratos con Australia, para la construcción de dos buques logísticos y las cinco corbetas para Arabia Saudí, "sin tener este comité ningún tipo de información sobre donde se van a construir".

Sobre la antigua Astano, ha remarcado que estas instalaciones están dedicadas "solo al sector eólico marino y sin ninguna carga de trabajo en la construcción naval".

Relaciones laborales

A mayores, ha trasladado que las "relaciones con la dirección de empresa se centran en la judicialización de varios conflictos" y "el incumplimiento de varios de los derechos recogidos en el propio convenio colectivo", referentes a la organización de la empresa, como ingresos, vacantes o la "no reposición de los fallecidos por amianto, a pesar de ser este un acuerdo plenamente valido y firmado por ambas partes".

A renglón seguido, ha denunciado la "convocatoria de nuevas vacantes sin partición de la parte social, con más de 50 plazas convocadas, y la realización de las mismas a través de empresas de trabajo temporal".

En una comparecencia en la que ha estado acompañado por representantes del resto de sindicatos en el comité, CIG, UGT y MAS, ha reprobado "las practicas puestas en marcha en el ámbito de la subcontratación".

"Se están licitando grandes paquetes para favorecer a las compañías de los grandes grupos, lo que luego favorece la subcontratación de la subcontratación, con la precarización de las condiciones laborales y los incumplimientos de los convenios", ha dicho, antes de agregar que "siempre prima el aspecto económico sobre el técnico".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.