La 'startup' malagueña BidUpp ha presentado este miércoles una aplicación gratuita de contratación de servicio de taxi y minibús al mejor precio posible.

En concreto, los pasajeros que necesiten desplazamientos a zonas del extrarradio de la ciudad, como el aeropuerto y otras localidades, podrán conseguir "de manera sencilla" el mejor precio para los trayectos en taxi o minibús a través de un sistema de pujas, donde los taxistas ofrecen sus tarifas siempre por debajo del precio oficial de mercado.

En BidUpp, acelerada en el centro de crowdworking La Farola de Málaga, dentro de la iniciativa Andalucía Open Future, sólo taxistas con licencias pueden prestar sus servicios a los usuarios, ofreciendo así todas las garantías de seguridad.

Así, los conductores profesionales consiguen más viajes, por lo que BidUpp, según han asegurado, "ha sido bien recibida por el sector del taxi", que en Málaga cuenta con más de 200 conductores registrados.

FUNCIONAMIENTO

La aplicación BidUpp, disponible para Android y próximamente para IOS, y en la página web www.bidupp.com, permite a los pasajeros reservar un taxi y obtener la mejor tarifa posible para cada trayecto.

Para ello, el usuario debe indicar toda la información del viaje, como puede ser trayecto, número de pasajeros, día y hora. Además puede elegir características especiales como viajar con mascota, llevar una tabla de surf, solicitar una silla de bebé o reservar un vehículo para personas con movilidad reducida.

Posteriormente, envía la solicitud a la red de conductores —taxistas y minibús— que cumplen con todos los requisitos del viaje. En este punto, los conductores BidUppers pujan, mediante un sistema de subasta inversa, y así el pasajero ve como la tarifa va disminuyendo hasta obtener el presupuesto más ajustado a la calidad del servicio.

Por último, el pasajero puede pagar el viaje previamente, comunicarse con el conductor mediante el chat de la app e, incluso, descargarse la factura tras finalizar el desplazamiento.

El cofundador de BidUpp, Alejandro Martín, taxista en Málaga durante más de una década, decidió dejar de trasladar pasajeros para modernizar este sector tan tradicional e idear la mejora necesaria desde el punto de vista del cliente.

Para ello, aprovechando el trato diario con los pasajeros, este taxista emprendedor analizó las inquietudes y necesidades reales que tenían sus clientes para mejorar el servicio, "donde los pasajeros consiguen obtener el importe exacto del trayecto y conseguir el precio más asequible para sus desplazamientos".

Además, para materializar este proyecto decidió asociarse con Juan Manuel Ruz, Álvaro Fernández y Rafael Lebrón, empresarios y expertos en la implantación de las nuevas tecnologías en mercados tradicionales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.