CCOO y UGT han considerado "un hito histórico y una conquista sindical" el acuerdo alcanzado con el Gobierno de Navarra para incorporar mejoras laborales y sociales a los nuevos contratos de gestión de los 15 pisos y centros de atención a personas con discapacidad propios y ajenos.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa la delegada de CCOO en el sector de los centros de discapacidad, Anabel Díaz, quien ha comparecido junto con el delegado de UGT en este mismo sector, Sera Alonso, para informar de que ambos sindicatos, tras asambleas vinculantes de trabajadores, han aceptado la propuesta del Ejecutivo foral sobre este ámbito. Aunque para los sindicatos es "insuficiente", consideran "positivos" varios aspectos del mismo.

Las medidas incluidas supondrán un incremento económico para el Gobierno foral de 3 millones de euros anuales adicionales desde el año 2017 en adelante. En concreto, está previsto destinar a estos centros 32,2 millones de euros en 2017, frente a los 29,2 millones de 2016, un 10,3 por ciento más.

De los 3 millones, 2,2 millones anuales adicionales se destinarán a las mejoras laborales, a través de una mayor aportación del Gobierno a los contratos de gestión. Las medidas pactadas tienen un impacto del 7,5 por ciento de incremento en términos de salario y otros complementos (incremento salarial del 3,35% de salario, mejoras en los complementos de turnicidad y trabajo en festivos, reducción de jornada y, para parte de la plantilla, la garantía de cobro del complemento de capacitación).

Con este acuerdo, según Díaz, el Gobierno de Navarra "se compromete a incluir en los nuevos contratos de gestión determinadas cláusulas de carácter social que garanticen el cumplimiento del convenio colectivo de centros de atención personas con discapacidad, concertados con el Ejecutivo foral".

Asimismo, Díaz, que ha destacado que el acuerdo afecta a unos 800 trabajadores, ha explicado que CCOO y UGT valoran que "se establezca como una de las causas de resolución de los contratos el incumplimiento del convenio colectivo por parte de la correspondiente entidad gestora". De este modo, ha añadido, "se evita que se produzcan descuelgues en la aplicación del convenio y se garantiza su cumplimiento a partir de la adjudicación de los nuevos pliegos".

Por otro lado, los sindicatos han valorado de forma positiva "el compromiso de la Administración de apoyar económicamente las mejoras de las condiciones laborales que se negocien en el cuarto convenio sectorial, dentro de los márgenes y límites económicos establecidos por el departamento de Derechos Sociales y con una reserva de gasto dentro de un presupuesto plurianual".

A juicio de CCOO y UGT, "es un primer paso para solucionar el conflicto en el sector, un primer paso que se acerca al compromiso adquirido por el cuatripartito en su acuerdo programático". En todo caso, han destacado que "quedan más pasos por dar, como conocer la cuantía con la que se puede contar para la negociación de las mejoras laborales y llevar a buen término la negociación del cuarto convenio".

"conflicto enquistado" desde 2012

Por su parte, el delegado de UGT Sera Alonso ha explicado que en el sector está vigente el tercer convenio colectivo (2011-2012) y ha destacado que las negociaciones para el cuarto acuerdo comenzaron en noviembre de 2012 y "después de más de 50 reuniones" no se ha firmado. En la mesa negociadora están, por orden de mayor representación, CCOO, UGT, ELA y LAB.

Entre las causas de que el conflicto se enquistara, según Alonso, se encuentra "la aplicación por parte de la patronal de una cláusula de descuelgue del convenio, de forma que no han aplicado la subida salarial del 3,35 por ciento pactada en el tercer convenio".

Desde 2012 los sindicatos han realizado 212 manifestaciones y concentraciones y han protagonizado cinco sesiones en el Parlamento de Navarra. En abril de 2014 los sindicatos convocaron una huelga que aún está vigente. La conversación con las empresas continuará el 20 de abril, cuando se reunirá la mesa negociadora.

Consulta aquí más noticias de Navarra.