Enfrentamientos en la frontera entre Grecia y Macedonia
Un grupo de refugiados e inmigrantes huye en la frontera con Macedonia ante los gases lacrimógenos lanzados por la policía de ese país contra ellos. EFE

La Policía macedonia ha disparado gases lacrimógenos este miércoles para dispersar a un grupo de inmigrantes y refugiados varados que protestaban  en el lado griego de la alambrada que separa los dos países, según un reportero de Reuters.

Ya el pasado domingo se produjeron incidentes de este tipo que provocaron la condena internacional. En aquella ocasión, cientos de personas resultaron heridas

Los altercados han tenido lugar cuando unos 50 inmigrantes se han acercado a la valla para protestar. De momento, no hay datos sobre posibles heridos o detenidos.

El portavoz del centro del Gobierno para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, señaló que la situación de momento está tranquila y que en el lugar se encuentran fuerzas antidisturbios griegas para hacer de parachoques en la frontera. Los medios presentes en el campamento relataron que los refugiados se acercaron a la valla pidiendo a gritos la apertura de las fronteras.

Poco antes de los enfrentamientos la Policía griega detuvo a una persona en los alrededores del campamento de Idomeni que portaba una aerosol de gas pimienta, considerada un arma según la legislación griega.

Mientras tanto, empieza a surtir efecto la campaña del Gobierno para vaciar Idomeni, y medio millar abandonaron en las últimas 24 horas este campamento. Esta mañana quedaban allí 10.680 personas.

Lo mismo ha ocurrido en el puerto del Pireo, donde esta mañana acampaban 3.805 personas, casi la misma cantidad que ayer, pero 700 menos que el lunes.