El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha apelado este miércoles a "cambiar el chip" en la Administración pública, incluidos sus trabajadores, para "hacer más fácil" el emprendimiento.

En la inauguración de la jornada 'Impulsando pymes', ha incidido en "poner las cosas más fáciles" a la gente que tiene "ideas", y cree que en el sector público aún queda "camino por recorrer", por ejemplo, en la agilización de licencias y permisos. "A veces depende de la actitud", ha señalado.

El alcalde ha destacado que prácticamente todo el tejido empresarial de la ciudad está formado por pymes, que necesitan "apoyo y formación", y por ello, ha valorado este tipo de iniciativas que permiten "aunar esfuerzos" entre la administración y la iniciativa privada. "Queremos que haya valor añadido", ha comentado, insistiendo en que el acompañamiento a las nuevas empresas es "imprescindible".

En parecidos términos se ha expresado el consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, que ha destacado el papel de la entidad para que una nueva empresa "sobreviva en la jungla" y logre alcanzar la "madurez".

Cabello ha dicho también que la ciudad está en un "buen momento" para acoger nuevas empresas, y de hecho, el año pasado albergó la creación de 218 sociedades que supusieron 236 nuevos puestos de trabajo.

Los principales sectores vinculados al emprendimiento fueron restaurantes y puestos de comida (12,6%); peluquería y otros centros de belleza (10,1%) y establecimientos de bebidas (7,6%).

La jornada 'Impulsando pymes', que se celebra este miércoles en CajaCanarias, está formada por microespacios de diez minutos donde se exponen diversos espacios de éxito, y se espera la participación de más de 300 empresarios y emprendedores.