El síndic de Ciudadanos (C's) en las Corts Valencianes, Alexis Marí, ha pedido este lunes al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, auditar "sin apriorismos" la gestión pública y concertada de la Sanidad valenciana y ha propuesto "vaciar de contenido" las Diputaciones, que ha calificado como "nidos de corrupción".

Marí se ha expresado en estos términos en una rueda de prensa tras su reunión con Puig. El síndic de la formación naranja ha planteado por realizar una "evaluación completa" de los departamentos de salud con participación privada —en referencia a Marina Salud, sobre el que la Generalitat ha expresado su intención de revertir la concesión— en la que se cuente con "la opinión de los profesionales y los pacientes" así como "con las listas de espera".

En este sentido, ha abogado por "esperar" a los resultados de esta evaluación antes de plantear la reversión de la concesión. En caso contrario, para Marí, el Consell estará cayendo en el "dogmatismo político".

Además, el portavoz ha anunciado que su grupo presentará una Proposición No de Ley (PNL) para realizar una "auditoría de la gestión sanitaria pública", porque aunque "hay excelentes profesionales en la sanidad pública", "hay quejas" por parte de los usuarios. "Nos preocupamos mucho por si la acera de enfrente está barrida o no, pero no hacemos caso a la nuestra", ha agregado.

Para Marí, la gente "no distingue" si se está tratando en un hospital público o privado, por lo que ha pedido al Consell que lleve a cabo una política "menos de bombo y platillo" porque "han habido muchos anuncios de reversión por parte de Sanidad".

Marina salud "no funciona bien"

Por su lado, el director de gabinete del president, Arcadi España, ha señalado que, en cuanto a la concesión de Marina Salud, la situación "no parte de cero". Para España, "es bien evidente que, por todos los alcaldes y plataformas ciudadanas, hay un problema con la atención sanitaria en esa comarca".

El director ha destacado que la Generalitat "desde el primer momento está estudiando todos los indicadores económicos y de gestión" y que las conclusiones en el departamento de la Marina es que "no funciona bien". En este sentido, ha destacado que la administración "no está parada" y que sus funcionarios están evaluando las concesiones.

Así, ha señalado que "el siguiente paso" será estudiar la reversión de la concesión. España ha indicado que la Generalitat está "trabajando en ver el contrato y negociar con la concesionaria", aunque ha indicado que esta reversión —de realizarse— "se llevará a cabo según los criterios del president: realismo y responsabilidad".

En este sentido, España ha querido "tranquilizar" a los trabajadores y pacientes porque "la Generalitat busca mejorar" los centros de salud, y ha asegurado que la reversión "no responde a criterios ideológicos". "El sector público puede gestionar igual o mejor que el privado", ha agregado.

Para el director del gabinete de Puig, esta reversión se basará en tres criterios: "mejorar la calidad el servicio, que esta calidad sea la máxima con respecto al dinero que ponen los ciudadanos y respetar y dialogar con las empresas concesionarias como con los propios trabajadores".

En esta línea, a preguntas de los periodistas sobre la reversión de otras concesiones, España ha señalado que, en este momento, la situación de Ribera Salud "no es tan grave".

"vaciar de contenido" las diputaciones

Por otra parte, el síndic de Ciudadanos ha destacado que en la reunión ha tratado el tema de la gestión de los recursos de la Generalitat, y ha incidido en la propuesta de su grupo de realizar una auditoría para "quitar grasa de la administración" y "dejar solo el músculo". En este sentido, ha apuntado que la auditoría ha comenzado ya y ha señalado que "próximamente pedirán comparecencias" para "ver cual es la situación".

Así, se ha referido a las Diputaciones provinciales, que ha calificado como "entes opacos de redes clientelares" y "nidos de corrupción" —y ha destacado que de los tres anteriores presidentes uno, Carlos Fabra, está en la carcel y otros dos, Alfonso Rus y José Joaquín Ripoll, se encuentran investigados—.

En esta línea, Marí ha apostado por "vaciar de contenido" las Diputaciones y que sus competencias las asuman la Generalitat y las mancomunidades, "que han demostrado que pueden asumir la gestión de servicios en muchas ocasiones".

"redimensionar las diputaciones"

Por su parte, el director del gabinete de Puig ha abogado por "redimensionar las diputaciones", y "coordinar más las políticas". "No se trata tanto de vaciar de contenido, sino más de coordinar, porque en el caso del turismo, o del deporte, no tiene sentido que cada diputación vaya por su cuenta sin una coordinación", ha manifestado.

Pese a ello, España ha abierto la puerta a "estudiar" la relación entre Generalitat y diputaciones en áreas como la cultura, "en la que las diputaciones tienen mucha implicación". "No se trata de eliminar, sino de coordinar y hacer las cosas conjuntamente para que varias instituciones no se solapen sobre un mismo tema", ha asegurado.

"No se trata de imponer, se trata de negociar y acordar con las Diputaciones para no perder nunca de vista el objetivo, que es gestionar bien el dinero público y los intereses de los ciudadanos", ha agregado.

Deuda histórica

A preguntas de los periodistas sobre el reconocimiento de la dueda histórica del Estado con la Generalitat Valenciana, el síndic de C's ha señalado que su partido "reconoce la infrafinanciación" pero que "no se puede engañar a los valencianos".

En este sentido, ha calificado la presencia de diputados de las Corts Valencianes en el Congreso de los Diputados para defender la reforma del Estatut el pasado martes como "un brindis al sol" y ha señalado que "existe una sentencia del Tribunal Constitucional por la que un parlamento autonómico, no puede condicionar al parlamento estatal".

MARZÀ

Da "muestras algo preocupantes"

Por otro lado, Marí ha opinado que el conseller de Educación, Cultura, Deporte e Investigación, Vicent Marzà ha dado "muestras algo preocupantes" en "alguna declaración con Escola Valenciana".

En este sentido, ha señalado que desde su grupo, se pedirá a Marzà que exponga "cuál va a ser la línea inequívoca, de forma clara y transparente, del modelo educativo para nuestros jóvenes". Así, Marí ha recordado que su partido aboga por un modelo "trilingüe" para que "los jóvenes conozcan las tres lenguas: castellano, valenciano e inglés".

Consulta aquí más noticias de Valencia.