La Asociación Humanitaria de Voluntarios de Galdakao (GBGE) ha pedido ayuda a las instituciones para que las 50 toneladas de comida y ropa que han recogido en las últimas semanas para los refugiados en Idomeni (Grecia) puedan llegar a sus destinatarios, ya que en la caravana que partió el pasado 2 de abril hacia el campo de refugiados sirios solo pudieron transportar 1.300 kilos de alimentos, bufandas y calcetines.

La expedición que partió el pasado 2 de abril estaba compuesta por ocho voluntarios, que viajaban a bordo de un pequeño camión y varias furgonetas con el objetivo de llegar con la ayuda humanitaria en cuatro días a su destino.

En declaraciones a Europa Press, Álvaro Saiz, fundador de la Asociación Humanitaria de Voluntarios de Galdakao (GBGE), y uno de los impulsores de la iniciativa, destacó que la solidaridad de los vizcaínos les ha desbordado, ya que lo que en un principio surgió como "una idea entre cuatro amigos", se ha convertido en algo "mucho mayor".

"Era una idea de amigos. No teníamos puntos de recogida definidos. Después, se han ido creando otros como en La Granja (local hostelero de Bilbao), o Bikar Motor en Leioa. La gente se ha volcado y ha creado sus propios puntos, y luego, nos llama para que pasemos nosotros a recoger si es posible lo que han acumulado", explicó.

De esta forma, la asociación calcula que el excedente de ropa y alimentos acumulado es de cerca de 50 toneladas, por lo que han solicitado a las instituciones que les ayuden para poder enviarlo a Idomeni.

Desde la asociación también han facilitado un número de cuenta, ES35-2095-0326-1091-1325-8791 (Kutxabank), para que los ciudadanos colaboren también económicamente.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.