Miguel Ángel Malo
Miguel Ángel Malo, experto en asuntos laborales, profesor titular de Economía en la Universidad de Salamanca. ARCHIVO

Dualidad, estacionalidad, precariedad. Los tres males del mercado laboral español se han reflejado en las cifras del paro registrado en marzo.

Primero, la estacionalidad: el desempleo cayó en 58.216 personas y se contabilizaron 138.086 afiliados medios más, gracias principalmente a la campaña de Semana Santa y su efecto en el sector Servicios, particularmente en la hostelería. Segundo, la dualidad: el 90% de los contratados fueron de carácter temporal. Y por último, la precariedad: apenas el 5,6% de los contratos fueron indefinidos y de jornada completa.

¿Por qué es tan estacional el empleo en España? ¿Qué efecto tiene sobre la dualidad del mercado de trabajo y los bajos salarios? El experto en asuntos laborales Miguel Ángel Malo, profesor titular de Economía en la Universidad de Salamanca y colaborador de la Organización Internacional del Trabajo, responde a las cinco dudas planteadas por 20minutos:

1. ¿Por qué es tan estacional nuestro mercado de trabajo?
"Principalmente porque nuestra economía tienen mucho peso en sectores de naturaleza muy estacional, como el turismo o la agricultura".

2. ¿Y eso es malo? Crear empleo, en cualquier temporada debería ser bueno.
"Es cierto que se crea empleo a nivel agregado en la Economía, pero las fuertes oscilaciones tienen un lado negativo. Una economía en la que las variables fundamentales como el empleo, varía mucho, es una economía con problemas.Los trabajadores piensan que lo ganado se puede perder. Y eso hace que no se lancen a consumir todo lo que ganan, que no puedan organizar su vida, las familias no invierten, no puedes planear una carrera larga en una empresa, no consideras moverte a 500km de distancia por un empleo de apenas 10 días..."

3. ¿La estacionalidad está relacionada con la dualidad de los contratos?
"En cierto modo, pero no es el único condicionante. Contratar, como se ha visto en las cifras del paro del pasado mes, es muy sencillo y rompe con el mito de que es caro contratar en nuestro país. Pero deshacerse de ciertos grupos de trabajadores, es igual de sencillo, especialmente de los que trabajan con contratos temporales y a tiempo parcial. Y la gente que entra con contratos temporales, para unos días, lo cierto es que cobran bastante poco...

4. O sea que los salarios también están relacionados con la estacionalidad.
"Sí. Y en este aspecto se observa la dinámica de la crisis y los efectos de la reforma laboral. Primero se produjo un despido en masa de trabajadores y después vino la bajada de salario. De la flexibilidad en la cantidad, pasamos a la flexibilidad en el precio.

5. ¿Y qué políticas deben realizarse para solucionar esta estacionalidad?
"Hay un aspecto difícil de solucionar; los sectores agrario y turístico dependen de las temporadas y estas vienen cuando vienen. Yo creo que el contrato fijo discontinuo se usa poco, apenas en Baleares y Cataluña para cubrir el turismo, o para las actividades de la huerta de Murcia. En su momento esta tipología de contratación fue una gran idea y es uno de los diseños institucionales que más puede aportar en esta problemática. En cuanto a la dualidad, llevamos sufriéndola desde los año 90 y es muy resistente; ninguna de las reformas la ha solucionado".