Ejemplar de tortuga boba.
Ejemplar de tortuga boba. UKANDA / WIKIMEDIA

El ejemplar de tortuga boba —Caretta carettahallada muerta este jueves en la playa de El Zapillo de la capital almeriense llevaba incorporado un microchip que será leído y estudiado para conocer el origen del ejemplar ante la posibilidad de que forme parte de un estudio.

La tortuga podría formar parte de un estudioAsí lo han indicado a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz, quienes han precisado que a las 9.40 horas se recibió en la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio una llamada de un particular en la que se alertaba de la presencia de la tortuga cerca de la orilla que podría estar en dificultades.

Así, dos agentes de Medio Ambiente y su coordinador se han desplazado a la zona para rescatarla en colaboración con tres voluntarios de la asociación Equinac. Tras conseguir sacarla del agua se ha comprobado que el ejemplar estaba muerto y en estado de descomposición, por lo que aparentemente podría llevar varios días muerta.

Los voluntarios, quienes llegaron a solicitar el apoyo de Salvamento Marítimo para extraer el ejemplar dado el estado del mar, en alerta amarilla, y el gran tamaño de la tortuga, se ha llevado para analizar las causas de su muerte y hacer la lectura del microchip.

Consulta aquí más noticias de Almería.