Así pisamos esta primavera
De izquierda a derecha la diseñadora británica Stella McCartney (con megaplataformas), la actriz Cate Blanchett (con bailarinas) y la modelo brasileña Alessandra Ambrosio (con zapato de punta). 20minutos / GTRES

Más altura y nada de tacón. No, no es imposible, la palabra es: plataforma. Y en este caso, o para ser más precisos, esta primavera el nombre más correcto para lo que viene es la megaplataforma. Es de tal grosor que 8 centímetros se ganan en el segundo que se tarda en subirse a ellos.

"Este tipo de zapato de exagerada plataforma de madera o suela de caucho va a ser una de las tendencias esta temporada, hasta el punto de que diseñadores como Stella McCartney los ha convertido en su zapato estrella", asegura la estilista Ana Iriberri .

"Combinan bien con vaqueros, pantalones tipo culotte para las más atrevidas, así como con vestidos de punto". La asesora Vanessa de Los Ríos coincide: "Sin duda es una de las tendencias más fuertes, sobre todo en su forma Oxford y en tonos neutros o metalizados".

Pero, porque –cómo no– tienen sus peros, advierte Iriberri, no vale todo ni para todo: "Producen un efecto más bien tosco por lo que para las personas con pie ancho no es un modelo adecuado".

Las clásicas e imbatibles bailarinas –odiadas o adoradas, aquí no hay término medio– cada vez tienen más versionesPara De Los Ríos las combinaciones menos acertadas son con faldas plisadas largas o vestidos tipo bohemio: "Creo que no encajan mucho juntos".

Las clásicas e imbatibles bailarinas –odiadas o adoradas, que aquí no hay término medio– cada vez tienen más versiones. Las protagonistas de esta temporada, según Iriberri, son "las llamadaslace-up-flats, o lo que es lo mismo: las bailarinas atadas al tobillo. Llegaron el otoño pasado y empezaron a conquistar, y esta primavera están disponibles en todas las firmas, desde las mas exclusivas a las más asequibles".

La ventaja, aunque es cierto que hay que ser muy 'pro-planicie' y no tener lesiones en las rodillas: su versatilidad, ya que no hay estilismo que se le resista. Ni siquiera de gala está prohibido calzar unas bailarinas.

"Además de dar un toque mucho más estiloso a los looks, las altas tienen la suerte de que estilicen sus piernas largas, y para las demás también son adecuados (incluso para las bajitas)", opina Vanessa, que añade: "Me encanta cómo quedan con pantalones pitillo. Aunque, en general, combinándolas con unos vaqueros rotos o incluyendo como prenda exterior una cazadora vaquera o 'perfecto' le quitamos formalidad al calzado". La estilista Maribel Lobato añade que, para que no queden cursis, lo mejor es llevarlas "con un jean boyfriend y sudadera".

Para alérgicas a la 'llanura': "También las hay con tacón atadas al tobillo y luciendo dos hebillas de charol, que se han convertido en un must al puro estilo Dior", dice Iriberri. Pero advierte: "Eso sí, en lo referente a las lace-up, al dar volumen en las pantorrillas, deben evitarse si tenemos piernas gruesas, mientras que si poseemos piernas delgadas pueden ser una opción muy favorecedora".

Las favoritas, en los colores tendencia de la temporada: tonos pastel (los empolvados son número uno) y metalizadas. Favorita absoluta es también y en cualquier modalidad de zapato, sandalia, bota o botín, la punta: "Ha desbancado al redondeado", confirma Iriberri.

Las plataformas delanteras desaparecenLas tendencias no van solo de suelas, han cambiado los tacones: esta temporada han engordado notablemente y su forma es cuadrada. "Las plataformas delanteras tienden a desaparecer, si bien en los calzados de aspecto masculino, como ya hemos dicho, van a seguir gozando de total protagonismo".

Lobato coincide en la desaparición (o su intento, no parece que vaya a ser tarea fácil lograrlo)de las plataformas delanteras: "Este verano los tacones serán anchos y apenas veremos plataforma. Predominan estos tacones en calzado de un único color y los tacones de corcho y efecto madera, estilo setentero".