El Ayuntamiento de Pamplona ha organizado una tanda de sesiones de 'Iniciación a la Marcha Nórdica' por rutas naturales, próximas a la ciudad, dirigidas a la población adulta de Pamplona, además de sesiones de iniciación. Las marchas tendrán lugar en cuatro sábados de mayo (los días 7, 14, 21 y 28), en horario de 10 a 13 horas, y las sesiones se llevarán a cabo todos los miércoles de abril, mayo y junio, en horario de 12 a 13.30 horas.

Este año, esta actividad se dirige especialmente a los 40.396 ciudadanos que tienen una edad comprendida entre 60 y 79 años, para ayudarles "envejecer de la manera más saludable", ha explicado el Consistorio pamplonés en una nota.

Este programa de fomento de la actividad física lleva funcionando en la ciudad desde el año 2008 y por sus sesiones han pasado ya más de 2.000 ciudadanos. La idea de este programa es ayudar a que se incorpore el ejercicio a la vida diaria, especialmente en una ciudad que tiene unas características urbanas apropiadas para ello.

En ese sentido el Consistorio sigue lo propuesto en la 'Carta de Toronto para la actividad física', por un lado crear infraestructuras urbanas (como los gimnasios al aire libre) que permitan un acceso equitativo y seguro para la actividad física recreativa y favorezcan el hábito de caminar, y por otro, trabajar con enfoques comunitarios que movilicen a sectores de la sociedad y sus recursos.

Todas las rutas estarán dirigidas por dos monitoras deportivas que, antes de iniciar el recorrido, instruirán a los participantes en la técnica de la Marcha Nórdica. Este tipo de marcha es una modalidad de ejercicio muy extendida en Europa y Norteamérica, con una técnica sencilla similar al esquí de fondo. Se basa en caminar con el apoyo de dos bastones especiales (adaptados a la estatura) que facilitan el impulso de la marcha, favorecen la movilización de un mayor número de grupos musculares y disminuyen el peso de carga en la espalda, y en las articulaciones de la cadera y las rodillas.

La marcha nórdica tiene más ventajas para la salud que la marcha convencional sin bastones, ya que aumenta el consumo de calorías/hora y el rendimiento cardiorrespiratorio, con una baja sensación de cansancio. Es aconsejable para todas las personas, independientemente de la edad y condición física, ha añadido el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.