«La caligrafía se ha convertido en el espejo del alma de la gente»
Rafael González.

El oficio de escribano se encuentra en peligro de extinción. Sólo unos pocos se atreven a mantener esta histórica profesión. Uno de ello es Rafael González.

¿De dónde viene ese oficio?

Hace 10 siglos en Córdoba existió la llamada Edad de escritura, cuando la ciudad era la capital del mundo. La mejor caligrafía se hacía aquí. Este arte se perdió con el tiempo, hasta que hacia 1920 volvió a recuperarse en la ciudad.

¿Qué es para usted este oficio?

La caligrafía es el espejo del alma de la gente. Además, es una terapia, cada movimiento de la mano actúa sobre el cerebro como forma de relajación.

¿Usted cobra por hacer sus carteles?

La cultura es gratuita y si se comercializa con ella no llega a todos. Hago encargos, pero me interesa que mis escritos los vean todas las personas posibles.

BIO

Rafael González es un ingeniero industrial que optó por dedicarse a recuperar uno de los oficios más famosos de la Córdoba musulmana.