Cada vigués abonará una media de 244 euros. El Concello ha abierto ya el plazo para el abono del impuesto de bienes inmuebles (IBI). El pago deberá realizarse en las dependencias municipales y el periodo para ello se prolongará hasta el próximo día 2 de noviembre.

Este año, cada propietario abonará a las arcas de la ciudad una media de 244 euros por su vivienda, nueve más que en 2006.

Con este pago se cierra el calendario de tributos de 2007. Una obligación que cada año eluden alrededor de 20.000 ciudadanos. Entre los impuestos con mayor índice de morosidad se encuentran el impuesto de circulación, el IBI y las multas de tráfico.

Sólo los miembros de familias con ingresos anuales inferiores a 3.200 euros por persona, lo que supone un sueldo que no llegue a los 267 euros al mes, no pagan ni un euro al Concello. Tampoco lo hacen los mayores de 65 años que reúnan menos de 6.400 al año, ni las personas que viven solas con menos de 4.256 euros. En caso de cumplir estas dos últimas características y no ingresar más de 8.512 euros anuales también se estará exento del  abono de las tasas municipales.