Jonathan Yeo, pintor de retratos de celebridades, expone en el Museo de Historia de Dinamarca

  • El prestigioso artista autodidacta inglés, hijo de un exministro conservador, incorpora nuevas piezas a su celebrada serie de retratos de personajes 'vip' y famosos.
  • En el simbólico castillo de Frederiksborg, presenta obras con la actriz y modelo Cara Delevingne y un retrato oficial de la exministra danesa Thorning-Schmidt.
  • Ha pintado a Malala Yousafzai, Damien Hirst, Kevin Spacey, Sienna Miller, Nicole Kidman, Helena Bonham Carter, George Bush, Tony Blair, David Cameron...
Óleo de Jonathan Yeo de la modelo Cara Delevingne mientras se hace un 'selfie'
Óleo de Jonathan Yeo de la modelo Cara Delevingne mientras se hace un 'selfie'
© Jonathan Yeo

El artista autodidacta inglés Jonathan Yeo (Londres, 1970) se ha convertido en lo más parecido a un pintor de cámara del siglo XXI. Si los que poblaban los palacios y eran mantenidos por las cortes y los mecenazgos religiosos de hace varios cientos de años transmitían la imagen pública de monarcas, nobles y jerarcas, a Yeo le ha tocado adaptarse y los modelos a los que retrata son celebridades del espectáculo y políticos con afanes de liderazgo pop.

Prestigioso por méritos propios —tiene una gran técnica figurativa y, en ocasiones, asume ciertos riesgos formales—, Yeo es una referencia recurrente entre los retratistas de vips y ya ha sido admitido en los salones de la National Portrait Gallery de Londres, visado de entrada en el Reino Unido al cénit del arte aceptado y celebrado con admiración.

Es hijo de un exministro de Cameron

Ha pintado, entre otros, a Malala Yousafzai, Damien Hirst, Kevin Spacey, Sienna Miller, Nicole Kidman, Helena Bonham Carter, Camila de Cornualles, Tony Blair, George Bush Jr. y David Cameron —político conservador en uno de cuyos gobiernos llegó a ministro Tim Yeo, padre del artista—. Ahora presenta en Dinamarca nuevos añadidos a la ya larga relación de celebridades.

La antología Jonathan Yeo: Retratos se celebra, hasta el 30 de junio, en un lugar dotado de gran carga simbólica, el Museo de Historia Nacional ubicado en el Castillo Frederiksborg, el palacio de mayores dimensiones de toda Escandinavia, una antigua residencia de la familia real que alza como emblema del poder absoluto de la monarquía del país. La exposición resume los 25 años de práctica de Yeo, que siendo un veinteañero ya sorprendió por el sugestivo poder de sus retratos.

La sucesora de Kate Moss

Las novedades son el primer retrato pintado con carácter de imagen oficial de Helle Thorning-Schmidt, exprimera ministra de Dinamarca de 2011 a 2015 —fue la primera mujer en ocupar el cargo—, líder de los socialdemócratas en el país y actual CEO de la ONG Save the Children, y varios cuadros donde la protagonista es la modelo inglesa y actriz Cara Delevingne, que ha sido llamada por algunos, por su tendencia al gamberrismo suave en las redes sociales [cuentas de Instagram y Twitter], la sucesora de Kate Moss.

Mientras el retrato de Thorning-Schmidt es de un impecable clasicismo —con la política en plano medio rodeada por un ambiente urbano monocolor y de aspecto inacabado—, los de Delevingne, con la que trabajó durante un año, sirven a Yeo para lanzarse al compromiso con la experimentación, mostrando a la protagonista envuelta en brochazos caprichosos y collages inconclusos. En uno de los cuadros la presenta mirando hacia arriba con unas gafas virtuales y en otro aparece tomando un selfie con un teléfono móvil.

Los 'selfies' y los retratos del XVI

Para Yeo el renacimiento del autorretrato mediante los apéndices digitales en los últimos cinco años " tiene mucho más en común con la obra de los pintores de retratos del siglo XVI que con cualquier otro movimiento artístico". Ni siquiera, añade, se puede hablar de que los selfies sean verdaderas fotos, sino obras donde es posible añadir a la imagen valores que proceden de "la iluminación, la composición y el simbolismo" y que en el pasado "sólo estaban al alcance de artistas académicos o con formación específica".

"Ya no se trata sólo de actores o políticos que nos engañan con su apariencia, sino de nuestro propio círculo de amigos reales y virtuales", explica el artista inglés, para quien Delevingne es "un personaje que se ha convertido en ejemplo de alteración de su identidad" y, al compartir las imágenes en las redes sociales, permite al espectador "poner en duda las representaciones objetivas e imparciales de lo que somos".

Bush con recortes porno

En contraste a la docilidad artística con que agasaja a sus modelos famosos, Yeo también ha firmado obras reveladoras como el retrato no autorizado que hizo en 2007 del entonces presidente de los EE UU George Bush Jr. Utilizando dos de sus grandes armas (el collage y la pintura), reprodujo con recortes pornográficos los rasgos de Bush en un homenaje politizado y cómico al pintor Giuseppe Arcimboldo. En 2010 repitió la jugada con varios modelos, entre ellos el empresario de PlayboyHugh Hefner y la líder del Tea Party Sarah Palin.

También ha dedicado una serie de pinturas a operaciones de cirugía estética, con rostros, pechos y cuerpos femeninos con líneas pintadas, listos para pasar por quirófano y también durante la intervención.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento