En una clara apuesta electoral, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, inició ayer el curso político con un discurso, ante unas 35.000 personas (según la organización), en Rodiezmo, León, en el que prometió una nueva subida de las pensiones mínimas en 2008 y extender de 15 a 30 días el permiso de paternidad. Zapatero hizo estos anuncios cuando faltan sólo unos seis meses para las elecciones.

«Seguiremos subiendo las pensiones porque la economía lo permite gracias a la buena gestión del Gobierno», dijo el presidente. Las pensiones mínimas subirán de nuevo para los mayores el próximo año el doble de la media de todas las pensiones.

El jefe del Ejecutivo ya aprovechó su presencia en Rodiezmo durante los tres años anteriores para avanzar que en cada uno de esos ejercicios las pensiones subirían. Ademas, las viudas con hijos a su cargo tendrán un incremento de 110 euros al mes.

Más tiempo con los hijos

Durante su discurso Zapatero también confirmó, tal como había adelantado el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que se extenderá de 15 a 30 días el permiso de paternidad. La idea de Zapatero es que «los padres puedan pasar más tiempo con sus hijos».

Zapatero resaltó durante su intervención los logros de su Gobierno en materia social y económica. Cuando el PSOE llegó al Gobierno, dijo, el fondo de pensiones de la Seguridad Social tenía 15.000 millones de euros. Cuando acabe la legislatura, «esa hucha de las pensiones» será de 50.000 millones de euros.

En medio de los aplausos, el presidente le echó en cara al PP su iniciativa en materia de pensiones. «Podían haber hecho algún esfuerzo durante ocho años, como hemos hecho nosotros en estos tres últimos para incrementar las pensiones más bajas», señaló. Zapatero se mostró convencido de ganar las elecciones, ya que tiene «más fuerzas, más ganas y más ambición por España que hace cuatro años».

Fraga insiste sobre Gallardón

El fundador y presidente de honor del PP, Manuel Fraga, insistió ayer en su opinión de que el partido debe afrontar una posible sucesión de su actual líder, Mariano Rajoy, y apuntó que frente a la postulación del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, al Congreso, «hay que ir pensando en el futuro», aunque matizó que el alcalde no es su favorito para una sucesión.