El Tribunal de Cuentas examinará el informe que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) le ha entregado para que investigue una presunta financiación irregular de Podemos por los supuestos fondos recibidos de Irán.

La UDEF ha remitido al Tribunal de Cuentas un informe para que se investigue la supuesta financiación irregular de Podemos El Tribunal de Cuentas llevará a cabo este examen en el marco de "la fiscalización de las contabilidades de los partidos políticos y en el ámbito de sus competencias", señala este organismo en un comunicado.

La UDEF remitió el informe al Tribunal de Cuentas al ser la institución competente para el estudio de la contabilidad de los partidos.

Esta unidad de la Policía sospecha que Podemos ha podido incurrir en posibles delitos electorales, fiscales, de blanqueo y de financiación ilegal al recibir dinero del régimen iraní a través de la empresa 360 Global Media.

El organismo señala que si tras la verificación de las contabilidades de los partidos "se apreciaran infracciones" de la ley, acordará "tramitar el correspondiente procedimiento e imponer, en su caso, las sanciones previstas".

Asimismo, subraya que si detectara "indicios de infracciones de carácter penal, se dará traslado de ellos al Ministerio Fiscal" para que adopte las medidas oportunas.

El Tribunal señala que los partidos ya le han remitido sus cuentas correspondientes a 2014, por lo que los trabajos de fiscalización "ya están en marcha".

Asimismo, recuerda a los partidos que las cuentas consolidadas de 2015 deberán enviarse antes del próximo 30 de junio.

A partir de esta fecha, "se efectuarán las correspondientes verificaciones al objeto de analizar la legalidad de los recursos públicos y privados de las referidas formaciones, así como la regularidad contable de su actividad económico-financiera", añade la nota.

Los resultados de la fiscalización se recogerán en el correspondiente informe, en el que, subraya el Tribunal, "se harán constar aquellas infracciones o prácticas irregulares que se hubieran observado".

Al margen de la contabilidad anual, el Tribunal está examinando las cuentas de los partidos relativas a las elecciones municipales celebradas en mayo del pasado año.

También tiene pendiente fiscalizar las contabilidades de las elecciones generales del 20 de diciembre, cuyo plazo de rendición expira el 23 de abril.

No obstante, apunta el Tribunal que la actividad económico-financiera derivada de ambos comicios está integrada en las cuentas anuales consolidadas de cada partido que se revisan cada año.