Tumor
Célula de un tumor de mama. Archivo

Un tribunal canadiense aprobó hoy la petición de un paciente terminal de suicidarse en los próximos días bajo asistencia médica en la mayor jurisdicción del país, la provincia de Ontario.

Es la primera vez que un tribunal de Ontario aprueba una muerte asistida. En las tres últimas semanas, los tribunales canadienses han permitido muertes asistidas médicamente en otros dos casos.

Este jueves, el juez del Tribunal Superior de Ontario Paul Perell aceptó la petición de suicido asistido de un paciente de linfoma de 81 años de edad, conocido sólo por las iniciales A. B.

Según Perell, A. B. ha señalado que "su sufrimiento es intolerable e insufrible".

Según Perell, A. B. ha señalado que "su sufrimiento es intolerable e insufrible".

El juez también dijo que A. B. cumple todas las condiciones establecidas por el Tribunal Supremo de Canadá para aceptar su petición de muerte asistida.

La aprobación de los tribunales canadienses de las peticiones de suicidio asistido están siendo posible por la decisión en febrero del año pasado del Tribunal Supremo de legalizarlo para enfermos terminales.

El Supremo también dio un plazo de un año a las autoridades canadienses para enmendar las leyes y legalizar las muertes asistidas para enfermos terminales.

El máximo tribunal del país posteriormente otorgó una extensión de seis meses para que el Parlamento canadiense modifique las leyes del país.