Un avión de Iberia permaneció casi 24 horas inmovilizado en el aeropuerto de Barajas tras ser detectadas dos crías de serpiente en la bodega de la aeronave, cuya procedencia se desconoce.

El avión, un Airbus 320 llegó ayer a Madrid procedente de Tel Aviv
Están siendo estudiadas por personal del Safari Park de Madrid y por agentes del Seprona.

Fuentes de Iberia señalaron que el avión, un Airbus 320 llegó ayer a Madrid procedente de Tel Aviv y cuando se estaba terminando de vaciar la bodega varios operarios observaron que de ella salían dos ofidios que comenzaron a reptar por las cercanías del aparato.

Uno de ellos fue atropellado por un vehículo de la compañía, mientras que el otro fue capturado por personal del aeropuerto.

La Guardia Civil trasladó a los dos reptiles al servicio veterinario del aeropuerto madrileño, desde donde agentes del Seprona trasladaron a los ofidios al Safari Park de Madrid para su estudio.

Fuentes aeroportuarias comentaron que el avión fue cerrado y se estableció la cuarentena en la aeronave a la espera de que fueran revisadas las bodegas para determinar si había más crías de serpiente en el avión.

A las 13.00 horas de hoy, personal del Safari Park de Madrid procedió a revisar las bodegas de la aeronave y determinó que no había más reptiles en su interior.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MADRID