Por qué Emma Penella y sus hermanas cambiaron su apellido

  • Su padre, Ramón Ruiz Alonso, está presuntamente relacionado con la detención y asesinato de Federico García Lorca.
  • El último libro de Ian Gibson está dedicado a él, a quien el hispanista considera el responsable más directo de la muerte del poeta.

La actriz madrileña Emma Penella , la vecina cascarrabias deAquí no hay quien vivapara los más jóvenes y La Regenta para los más maduritos,ha sido enterrada este martes en el Cementerio de la Almudena de la capital. A la cita no faltaron sus hermanas Terele Pávez (Los santos inocentes, El día de la bestia) y Elisa Montés (La cuarta ventana, Verano azul), también actrices, las mismas a las que allanó el camino en el seno de una familia de derechas al ser la primera en anunciar, allá por los años cuarenta, su intención de dedicarse a la interpretación.

Ninguna de las tres lleva el apellido paterno, Ruiz, al que renunciaron hace mucho tiempo porque su padre, un obrero tipógrafo de ideología ultraconservadora, es presuntamente el resposable más directo de la captura y muerte del poeta granadino Federico García Lorca, asesinado en la noche del 17 al 18 de agosto de 1936.

El último en sostener tal afirmación es el hispanista de origen irlandés Ian Gibson, quien dedica a Ramón Ruiz Alonso su último libro, El hombre que detuvo a García Lorca.

No es de extrañar que ninguna de las tres hermanas hablara nunca del tema, sobre todo cuando alguna, como Terele, profesa un más que

conocido sentimiento izquierdista. El propio Gibson, según publicaba
El País Semanal el pasado domingo, reconocía que alguna vez intentó ponerse en contacto con ellas para tratar el asunto, pero que fue imposible.

Para Gibson, Ruiz Alonso, un ex dirigente de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), fue el claro instigador de la detención y muerte de Lorca, asesinado junto a tres hombres más: un maestro de escuela, Dióscoro Galindo González, y los banderilleros de la CNT Francisco Galadí Melgar, El Colores, y Joaquín Arcollas Cabezas, alias Magarza.

Él siempre negó las acusaciones

Las investigaciones señalan que el 16 de agosto de 1936 Ruiz Alonso se dirigió a la casa de Luis Rosales, poeta granadino de afiliación falangista, en donde éste mantenía protegido a García Lorca. Allí mismo lo arrestó, supuestamente, pese a la oposición de Rosales, y lo trasladó al Gobierno Civil, de donde posteriormente fue trasladado a Víznar, lugar en que fue fusilado.

Pese a que Ramón Ruiz Alonso negó siempre haber denunciado al poeta, hay cargos que le implican y que aparecen en el nuevo libro de Gibson. Uno de ellos es el testimonio de José Rosales, hermano de Luis, quien le dijo al investigador, días antes de morir y delante de testigos, que Ruiz Alonso había denunciado a Lorca.

Estos hechos nunca fueron probados y él, seguramente para eludir demasiadas preguntas, se marchó a vivir a Estados Unidos, donde parece que murió en 1977.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento