Paisaje del Bierzo
Paisaje del Bierzo. Foto: archivo.

El delegado de la Junta de Castilla en León, Eduardo Fernández, ha constatado que "no hay transmisión" a fincas que limitan con árboles frutales de la plaga del fuego bacteriano en la comarca del Bierzo (León).

Tras una reunión con los fruticultores celebrada este mediodía en Ponferrada, Fernández explicó que "no hay, a ciencia cierta, transmisión de la enfermedad".

Análisis

"Aún siendo preocupante que en alguna de las fincas se hayan detectado positivos por fuego bacteriano, los árboles de las inmediaciones y las fincas colindantes no dan resultado positivo en los análisis; y eso no es una esperanza que tengamos, sino la constatación de los análisis", confirmó.

Las fincas colindantes no dan resultado positivo en los análisis

Hoy mismo comenzaron los trabajos de marcaje para el arranque y la quema de los árboles infectados.

En total, según informó Fernández, deberán ser destruidos ejemplares en dos zonas, una de 1,73 hectáreas y otra de 1,3 en las localidades de San Andrés de Montejos y Barcena del Bierzo, ambas pertenecientes al municipio de Ponferrada.

También confirmó que con bastante probabilidad la enfermedad ha tenido acceso al Bierzo "por plantas ornamentales que se transportan fuera de control", práctica que "tiene unos riesgo para los frutales de los que probablemente los ciudadanos no son conscientes".

En cuanto a las indemnizaciones a los agricultores afectados, la Junta aplicará la cuantía de un real decreto, con lo que los productores cobrarán 12 euros por árbol arrancado.

No obstante, la Consejería de Agricultura de la Junta estudiará complementar esas ayudas.

En una próxima reunión en Valladolid con los fruticultores del Bierzo, éstos entregarán un informe con la propuesta de la cantidad que consideren oportuna.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LEÓN