Los dirigentes de ANV Antxon Gómez y Raúl Barrena.
Los dirigentes de ANV Antxon Gómez y Raúl Barrena. (Foto: EFE)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá informes a las Fuerzas de Seguridad acerca de la no condena de ANV del atentado de ETA en Durango (Vizcaya) y sobre las actividades que están desarrollando sus concejales en los ayuntamientos para determinar si este partido actúa como sucesor de la ilegalizada Batasuna.

Según informaron fuentes de la Fiscalía, con los datos que recaben Policía y Guardia Civil se tratará de conocer si existen indicios, además de la no condena del atentado, sobre una actividad de ANV tendente a apoyar y justificar el terrorismo etarra.

El objetivo es determinar si ANV está haciendo el mismo papel que en su día hacía Batasuna y, si se considera que es así, ver si hay indicios suficientes para instar la suspensión de actividades de ese partido o su ilegalización, al igual que se hizo con HB-EH-Batasuna.

El PSE reclama "cabeza fría"

Las reacciones tras la no condena de ANV al atentado no han cesado de producirse. El portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha reclamado "cabeza fría y sentido común" para tratar sobre la ilegalización de ANV tras su negativa a condenar el atentado de Durango (Vizcaya) y ha asegurado que en este asunto "no se puede actuar con las vísceras".

Pastor afirmó, en una entrevista en Radio Euskadi, que "si existen razones para intentar los tribunales ilegalicen a ANV, que nadie dude que el Gobierno lo hará" y reprochó al PP que "utilice de forma partidista" este debate y que no mantenga su promesa de unidad ante el terrorismo.

Por su parte, el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, afirmó que es "posible y seguro" jurídicamente ilegalizar ANV "por ser parte del entramado terrorista junto con la ya ilegalizada Batasuna y la marca parlamentaria del entorno etarra, el Partido Comunista de las Tierras Vascas".