Emma Penella, el pasado mes de abril (EFE / Archivo)
Emma Penella ha muerto a los 76 años (EFE / Archivo) EFE

La actriz Emma Penella ha muerto hoy en Madrid a los 76 años, tras sufrir una septicemia producida por la diabetes que padecía desde hacía años, según ha confirmado su hija mayor, Emma Piedra.

Emma Penella, hermana de las también actrices Terele Pávez y Elisa Montes, falleció a la 1:07 de la madrugada en la madrileña Clínica de la Luz. El funeral tendrá lugar el martes a las once de la mañana en el Cementerio de la Almudena de Madrid.

El último papel que la actriz interpretó fue en la pequeña pantalla. Era una de las pensionistas cotillas del vecindario de 'Aquí no hay quien viva'. Aunque este papel le devolvió la popularidad, Penella ha protagonizado algunos de los clásicos más memorables de la historia del cine español. En 1963 fue Carmen, la hija de 'El verdugo' de Luis García Berlanga de 1963; protagonizó también 'La estanquera de Vallecas ' (1986), quizás su papel más popular; y 'Alegre juventud' (1962), de Mariano Ozores.

En el teatro Emma Penella se movió como pez en el agua. Debutó a los 22 años sobre el escenario del teatro María Guerrero, y fue dirigida por maestros como Adolfo Marsillac y Francisco Nieva.

Emma Penella fue galardonada en 1991 con la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

Recordada y alabada por sus compañeros de profesión
Compañeros de profesión y amigos han lamentado su muerte. El director teatral Mario Gas ha señalado que era una "persona adorable, optimista y cargada de ternura", y una "trabajadora incansable y disciplinada". Gas ha asegurado que tenía "una voz y una expresividad impresionantes” y que “ha sido una actriz muy desaprovechada".

Otros como Florinda Chico, Quique Camoiras y Luis Berlanga han hablado de Emma Penella como "una persona maravillosa" y "una actriz genial".

La presidenta de la Academia del Cine , Ángeles González-Sinde, la ha recordado como "una persona extraordinaria y una actriz irrepetible". Gemma Cuervo y Mariví Bilbao, sus "vecinas" en la serie televisiva ‘Aquí no hay quien viva’ han asegurado que era “una compañera estupenda, grande ella y grande su corazón".