¿Cómo se da un masaje en la espalda?

A este tipo de masaje podemos llamarlo "brisa de verano". (ARCHIVO).
A este tipo de masaje podemos llamarlo "brisa de verano". (ARCHIVO).
ARCHIVO

A este tipo de masaje podemos llamarlo brisa de verano porque vamos a utilizar los aromas de espliego y mejorana que recuerdan a la brisa suave del verano en las montañas, su principal función es eliminar esa mochila que todos llevamos cargando a la espalda y que nos produce tanta tensión en los hombros y en la cintura, y que está llena de rencores, temores, emociones no expresadas o reprimidas, sentimientos de vergüenza o de culpa y sobretodo de esos problemas que no nos atrevemos a enfrentar y que nos pesan como piedras y nos impiden movernos con libertad y sobretodo impiden que la energía sexual fluya libremente desde el cerebro a la médula espinal y desde la médula a la piel y vuelta.

Esta "brisa de verano" ayudará a crear una sensación de libertad y desbloqueo que ayuda a percibir nuestras sensaciones eróticas hasta que el masaje pase de alivio a puro placer, hasta que notes que el tacto agradable de las manos que friccionan tu espalda y ate abandones a la voluptuosidad. La duración de esta larga caricia es de 20 a 25 minutos.

Es necesario: un lugar donde ambos estéis cómodos, una toalla de baño previamente calentada en un radiador, una toalla de manos para aplicar un fomento, un recipiente con un litro o litro y medio de agua muy caliente entre 45ª o 50ªC. El aceite de masaje ya preparado. Aceite de masaje: 1 cucharadita de aceite de almendras, 1 cucharadita de aceite de nueces, 2 gotas de aceite esencial de lavanda silvestre y dos gotas de aceite esencial de mejorana silvestre, mezclar todo en un platito, removiéndolo bien. Para el fomento: 1 cucharadita de miel fluida (ligeramente caliente) junto con una gota de aceite esencial de canela, mezclar en una bandeja y remover bien.

Boca abajo y desnuda

La persona que va a recibir el masaje en primer lugar se colocará boca abajo y desnuda, tapa la parte de abajo y envuelve bien los pies para que no se enfríen, los brazos tendidos a lo largo del cuerpo y la cabeza descansando de lado sobre un cojín. Cubre la espalda con la toalla caliente y colocándote de lado vete apoyando las manos con suavidad sobre la toalla una entre los dos omóplatos y la otra en la región sacra, balancea suavemente el cuerpo como si mecieras la cuna de un niño durante un minuto aproximadamente.

Transcurrido este tiempo retira la toalla y reparte el aceite con una fricción suave por toda la espalda hasta los glúteos, apoya las manos en la región lumbar a izquierda y derecha de la columna vertebral apuntando en dirección de la cabeza, fricciona con ambas manos en paralelo todo a lo largo de la espina dorsal llegando hasta los hombros, mantén las manos planas y apóyate con todo el cuerpo en ellas, llegando a los hombros las manos se abren para friccionar la base de los músculos de la nuca e iniciar el descenso sobre los hombros y a los lados de la caja torácica hacía la cadera en la que no se debe ejercer presión sino una suave caricia, una vez que has llegado a la región sacra, las manos se unen de nuevo y reemprenden la fricción ascendente.

Como verás, estás describiendo un círculo que sirve para desbloquear la energía, este círculo se repetirá nueve veces. Ahora toma los tejidos de la zona lateral empezando por la región lumbar y con toda la mano amásalos con suavidad y persistencia de manera continua empezando por la región lumbar y llégate hasta las axilas. Después de un recorrido pasa al otro lado y repite la operación desde la cadera hasta el brazo.

Llegando al final

Ahora apoya las palmas de las manos en los omóplatos y efectúa apoyando la muñeca unos movimientos de rotación sobre el omóplato y partes de circundantes varias veces. Ahora busca el rincón de Sigfrido: está debajo del omóplato derecho y dice la leyenda que allí cayó la hoja de tilo que inutilizó el conjuro de invulnerabilidad y que determinó la muerte del héroe, en este lugar del lado derecho y en el del lado izquierdo se acumulan las tensiones, coloca la mano derecha en este lugar y la izquierda sobre ella, presiona con fuerza y repite el mismo movimiento con el otro lado. Sube a la nuca y amasa con fuerza los tendones que notarás debajo de tus manos.

Presiónalos como si fueran cuerdas de contrabajo de las que quisieras sacar algunos acordes pero no prolongues, la manipulación ni presiones si este ejercicio resulta doloroso. Ahora que todos los músculos están relajados acaricia toda la piel de la espalda y brazos como si quisieras recordar a tu pareja su contorno.

Acaricia con sentimiento y deseo, que tus manos expresen lo que el cuerpo de tu pareja te está provocando, siente como la piel se esponja y se calienta bajo tus manos, tápalo con la toalla y ahora la sorpresa final, echa la mezcla de miel y aceite de canela en el agua caliente; remueve, introduce la toallita de mano, escurre y forma con ella un rollo alargado, descubre la parte baja de la columna vertebral y coloca en ella el rollo cubriéndolo de nuevo con la toalla grande. D

ice la sabiduría india que en ese punto reside la excitación y el orgasmo y que calentándolo se favorece su liberación, los hindúes dicen que allí está la cabeza de la Kundalini que es la serpiente o chacra del sexo y que el calor la despierta. ¡Ojalá, así sea!

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca 911 847 602 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 911 847 602 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.

Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X

Artículos relacionados

Mostrar comentarios

Códigos Descuento