Los vecinos del entorno de Santa Apolonia han decidido, en una consulta ciudadana, que el tráfico de Santa Apolonia en la intersección con la calle Avilés sea regulado a través de una glorieta. También que el pavimento de las aceras sea de baldosas y se instale en la calle Avilés una réplica de la marquesina que existe en el cruce.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, ha dado a conocer este viernes los resultados de la consulta ciudadana, en la que han participado el 10% de los vecinos que podían hacerlo. "No es un porcentaje alto pero para una primera experiencia nos parece aceptable. A participar se aprende participando y hay que seguir haciéndolo", ha dicho.

Una vez definido el modelo los técnicos municipales trabajarán en la elaboración del proyecto para sacarlo a licitación. La reordenación de esta zona tendrá un coste de 3,5 millones de euros y ya contaba con partida presupuestaria en 2015, que se prolongará durante los presente y próximo ejercicio.

Monteserín ha apuntado a la complejidad de la obra, que tardará más de un año en estar lista a partir de la adjudicación, según ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.