La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo tiene previsto juzgar el próximo miércoles 9 de marzo, a las 10.00 horas, a V.M.M.P., para el que el Ministerio Público pide 15 años de cárcel por intentar matar en un bar de Román de los Montes a G.G.M. y herir a M.A.S.A y J.S.A. con un cuchillo jamonero tras una discusión en un bar.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al 25 de noviembre de 2015 cuando el acusado estaba en el bar 'El Rancho' de la localidad toledana y entraron en el mismo los hermanos M.A.S.A. y J.S.A., a los que luego se unió G.G.M.

Los primeros increparon al procesado llamándolo "garrapata", mientras que G.G.M. le exigía que le pagase lo que le debía. Ante ello, el acusado se fue a su casa —a 250 metros del bar— donde cogió un cuchillo jamonero de 24 de centímetros de hoja para volver más tarde al establecimiento.

Una vez en el bar, según el relato del fiscal, el acusado se encontró con que salían del mismo G.G.M. y los hermanos M.A.S.A. y J.S.A., a los que alcanzó con el cuchillo "dándoles varias cuchilladas a todos y cada uno de ellos y causándoles menoscabos físicos como consecuencia del ataque sufrido".

Concretamente, G.G.M. sufrió una herida en el hipocondrio izquierdo de cuatro centímetros de longitud por diez de profundidad con penetración en el peritoneo de 1,5 centímetro de diámetro, y una herida de 1,5 centímetros en la cara anterior de curvatura mayor del cuerpo gástrico.

Para la Fiscalía, las heridas de esta víctima se produjeron en zonas cercanas a órganos vitales como el bazo, la cola del páncreas, el ángulo esplénico del colón y el polo superior del riñón, que de haber sido alcanzadas le hubieran producido la muerte. A ello añade que la intención del acusado al atacarle era la de acabar con su vida.

Por su parte, J.S.A. sufrió una herida de cuatro centímetros en el mentón y en el antebrazo izquierdo; mientras que M.A.S.A. sufrió una herida en la mejilla derecha de 6-7 centímetros de longitud, otra en el puente nasal de 1,5 centímetros, otra en la ceja de 1,5 centímetros y otra en el brazo derecho.

Así, según concluye el fiscal, la intención del acusado en el momento de atacar a estos dos hermanos era causarles "menoscabo en su integridad física sin ánimo de acabar con sus vidas". A lo que añade que era "plenamente consciente" y "no tenía afectadas sus facultades intelectivas y volitivas".

Con todo, el fiscal pide ocho años de cárcel para el acusado por un delito de homicidio en grado de tentativa en la persona de G.G.M. y de tres años y seis meses de cárcel por cada uno de los delitos de lesiones en las personas de M.A.S.A. y J.S.A.

Del mismo modo, pide al acusado que indemnice a G.G.M. con 2.800 euros por el tiempo en curar de sus heridas más 20.000 euros por los perjuicios estéticos; en 675 a J.S.A. por el tiempo que tardó en curar de sus heridas y 10.000 euros por los perjuicios estéticos; y en 2.000 euros a M.J.S.A. por el tiempo que tardó en curar de sus heridas y 15.000 euros por los perjuicios estéticos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.