El Comité de Empresa de la mina de Aguablanca ha solicitado una reunión con los representantes de la multinacional canadiense Lundin Mining, matriz de Río Narcea, que es la que tiene los derechos de la explotación de Monesterio (Badajoz), al no ver en sus responsables ninguna intención de avanzar en la negociación que no suponga el cese de la actividad.

El presidente del Comité de Empresa, Eloy García, ha señalado que en la última reunión con representantes de Río Narcea, celebrada este viernes en Mérida con el mediador de la Junta, la empresa ha llegado "con las manos vacías", y que se mantiene inamovible en su oferta de indemnizaciones por despido, en este caso de 30 días por año trabajador y catorce pagas.

García ha lamentado, en declaraciones a Europa Press, que pese a las palabras de la empresa de querer colaborar con los trabajadores, ésta no quiere hablar de ninguna opción que no signifique el cierre de la explotación, lo cual afectaría a un total de 400 trabajadores directos e indirectos de la zona.

Por todo ello, aprovechando que este próximo lunes, 7 de marzo, está prevista una reunión en Madrid, en la sede del Ministerio de Industria, a la que asistirá un representante de la multinacional con sede en Toronto (Canadá), así como el consejero de Economía de Extremadura, José Luis Navarro, y su homólogo de Andalucía, ya que muchos de los trabajadores afectados residen en municipios andaluces, el Comité de Empresa ha enviado una invitación a Lundin Mining para celebrar un encuentro con los trabajadores el próximo martes, día 8.

De esta forma, la próxima semana será "decisiva" para el futuro de los trabajadores, según indica García, puesto que al encuentro en el Ministerio de Industria, y la posible reunión de los trabajadores con la multinacional, se suma la visita que realizarán también el lunes los presidentes de Extremadura y Andalucía, Guillermo Fernández Vara y Susana Díaz, a los mineros encerrados en Monesterio en señal de protesta.

Sube el precio del níquel

El presidente del Comité de Empresa ha reprochado a Río Narcea que no quiera hablar de otra cosa que no sea el cese de la actividad, máxime cuando "se le acaban los pocos argumentos" que ha ofrecido para tomar esta decisión, y que basa en la falta de rentabilidad por el precio de los metales.

Sin embargo, tal y como ha señalado el representante de los trabajadores, en los tres últimos días el precio del níquel ha recuperado todo lo que había perdido durante el pasado año 2015. Por todo ello, continúan esperanzados con la continuidad de la explotación y, por tanto, de sus puestos de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.