La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha inaugurado este viernes la I Feria del Dulce y la Cuaresma que se celebra en la capital regional con motivo de la Capitalidad Española de la Gastronomía y que acoge a 20 obradores, de los cuales ocho son conventos. Podrá verse hasta este domingo.

Durante la inauguración, la alcaldesa, que ha estado acompañada de la concejal de Turismo, Rosa Ana Rodríguez, ha visitado las instalaciones en las cuales ha descubierto un cuadro con un mapa de la Península ibérica en el que se destaca la catedral de Toledo, todo ello hecho de mazapán.

Tolón ha señalado en declaraciones a los medios que cuando se presentó el dossier para lograr la Capitalidad Gastronómica, el Ayuntamiento lo tenía "muy claro y se puso en relieve lo que significan los dulces para la ciudad de Toledo, no sólo por los conventos que hacen dulces desde hace muchos siglos, sino desde los propios obradores que están aquí".

"San marcos se ha convertido en la Capital de la Gastronomía todos los domingos con las catas y hoy se da un pasito más con esta Feria", ha añadido. Según la alcaldesa, "la gastronomía toledana tienen mucho de cultura y hoy se une cultura y patrimonio, porque estamos en un edificio que tiene una importancia grande con respecto al patrimonio, y gastronomía, porque el dulce tenía que tener un lugar destacado y más aproximándose la Semana Santa".

Por último, ha señalado que "si esto funciona, la ciudad de Toledo tendrá el año que viene su segunda Feria del Dulce porque esto puede aportar mucho no solamente a Toledo como Capital Española de la Gastronomía, sino al turismo y a la cultura de la ciudad".

A preguntas de los medios, la alcaldesa ha señalado que le gusta el dulce, especialmente el chocolate y el mazapán, éste último, ha dicho, "es exquisito" y lo ha comido "desde pequeña".

Consulta aquí más noticias de Toledo.