La alcaldesa de Lugo, la socialista Lara Méndez, ha anunciado este viernes que el Ayuntamiento recurrirá la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anula parte de la ordenanza del gallego, dando por bueno el recurso presentado por la asociación Galicia Bilingüe sobre 20 artículos de los 26 de la normativa.

"Vamos a recurrir esa sentencia porque entendemos que fue un acuerdo unánime, un acuerdo en defensa del gallego", ha dejado claro Méndez, basándose en la unanimidad que suscitó la norma en un pleno de 2012, con el voto afirmativo del PSOE, BNG y PP.

Lara Méndez ha admitido que "puede entenderse que hay una discriminación positiva hacia el gallego", aunque ha recordado que "cuando uno trata de corregir una desigualdad es cuando hace esa discriminación positiva, como se hace en otras vertientes".

Así, ha apoyado esa "discriminación positiva" porque "los datos así lo reflejan, y confirman que tres de cada cuatro niños son castellano parlantes" y que "la mayoría de los que hablan en gallego son mayores de cincuenta años", con lo que "se ve una progresión de envejecimiento del idioma que hay que intentar evitar con medidas correctivas para paliar esta situación".

"Nosotros siempre defendimos que somos bilingües, que tenemos dos idiomas y que uno está en detrimento del otro y ese es el gallego y no el castellano, como insinúa alguna fuerza política", ha defendido.

Cortes de luz

Por lo demás, la alcaldesa de Lugo ha desligado un apagón este jueves en la ciudad, entre las 17.00 y las 18.00 horas, a los problemas de pagos a las compañías eléctricas. "En absoluto", ha zanjado.

Lara Méndez también sufrió esos cortes de luz cuando se encontraba en el consistorio y ha confesado que se pusieron en "alerta para dar solución" a la situación. El apagón, que no se prolongó más allá de veinte minutos, afectó a "9.500 personas", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Lugo.