Alexander Litvinenko
Alexander Litvinenko, el ex espía ruso que murió envenenado con polonio 210. Agencias

Varios españoles presentaron trazas de polonio 210 tras haber estado hospedados en el mismo hotel londinense donde estuvo el ex espía ruso Alexandr Litvinenko pocos días antes de morir envenenado con esta sustancia radiactiva altamente tóxica.

Así lo confirmó el director general del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) , Juan Antonio Rubio, quien insistió en que las trazas detectadas en varias personas, "dos o tres", no implican un riesgo para la salud.

El CIEMAT, explicó Rubio, estudió los casos de varios españoles que habían realizado vuelos en la compañía British Airways, en algunos de cuyos aparatos se detectaron también rastros de esa sustancia radiactiva, y de los que se habían hospedado en el hotel Milleniun de Londres.

En este hotel el ex espía ruso Alexandr Litvinenko estuvo reunido con varias personas antes de ser hospitalizado y de morir

En este hotel el ex espía ruso Alexandr Litvinenko estuvo reunido con varias personas antes de ser hospitalizado y de morir, y la Agencia Británica de Protección de la Salud detectó varios casos de empleados que estuvieron expuestos al polonio 210.

Juan Antonio Rubio informó de que los casos de españoles que volaron en la línea aérea británica en unas fechas determinadas han resultado negativos, y que todos los casos que han dado positivo pertenecen a personas que estuvieron en el citado hotel.

El pasado año el Ministerio de Sanidad señaló que se habían encontrado rastros de esa sustancia radiactiva en dos aviones de British Airways que habían enlazado Londres con Barcelona o con Madrid.

Juan Antonio Rubio informó de que el CIEMAT se puso a disposición del Ministerio de Sanidad y del Consejo de Seguridad Nuclear cuando se dispararon las "alarmas" sobre la posibilidad de que hubiera ciudadanos españoles contaminados por polonio 210, para realizar análisis en orina a personas sospechosas de haberse contaminado.

"Ninguno llegó a ser un caso médico grave", dijo el responsable del CIEMAT
El Ministerio remitió al CIEMAT "muy pocos casos", informó Rubio, y explicó que los que habían viajado en los aviones de British no tenían "ninguna traza" de polonio 210.

"Ninguno llegó a ser un caso médico grave", dijo el responsable del CIEMAT, quien advirtió de que el polonio puede ser "terrible" .

Juan Antonio Rubio aseguró que esta sustancia radiactiva es tan dañina que si los rastros de polonio detectados en los ciudadanos españoles hubieran sido importantes se habrían convertido en "casos desesperados", y recordó la rápida muerte del ex espía ruso en Londres.

Además agregó que la corta vida media que tiene el polonio apunta que cualquier caso se habría detectado y el riesgo es ya prácticamente inexistente.