La modelo neoyorquina Janice Dickinson, la "Aida Nizar" de Estados Unidos, no dudó en desatarse el vestido y quedarse en ropa interior en pleno Hollywood Boulevard para protestar contra la ropa fabricada con pieles de animales.

Rodeada de impresionantes hombres desnudos, y sin dejar a un lado ni por un minuto su arrogante personalidad, Janice reunió a la prensa para llamar la atencion sobre la campaña "mejor desnuda que con pieles" organizada por PETA (Personas por la Ética en el Trato de los Animales).

Después de pasear con su pancarta sin ningún pudor y una vez terminado el evento, la modelo descubrió que su ropa había desaparecido, pero se lo tomó con mucho humor.