The Brave One
Jodie Foster vuelve a meterse en la piel de un personaje con carácter. Warner Bros.

Quedan lejanos los tiempos en que Jodie Foster impactó al público y la crítica por su papel de jovencísima prostituta de sólo 14 años en la legendaria Taxi Driver (1976), pero le siguen sentando bien los personajes duros.

The brave one, posterPese a su menuda estatura, 1'61 metros, siempre ha reconocido que le van los personajes aguerridos y fuertes. Y en The Brave One , que ha dirigido Neil Jordan, tiene oportunidad de demostrarlo de nuevo.

Interpreta a Erica, una popular locutora de radio, de vida apacible con su pareja. Pero todo cambia el día en que ambos son víctimas de una brutal paliza por parte de un grupo de delincuentes callejeros.

La tragedia hará que Erica busque venganza, y se convierta en una justiciera al margen de la ley.

The Brave One se estrena en los EE.UU. el 14 de septiembre, y aquí llegará el 28 de septiembre.

Aquí te dejamos el trailer (en inglés).

Neil Jordan y Charles Bronson

Junto a ella, las presencias masculinas más destacadas serán las de Terrence Howard (nominado al Oscar por Hustle & flow), y Naveen Andrews (Sayid Jarrah en la teleserie Perdidos ).

Todos ellos dirigidos por el irlandés Neil Jordan , autor de títulos como Juego de lágrimas (1993) o Entrevista con el vampiro , en una trama que recuerda a la de El justiciero de la ciudad (1974), y secuelas, que durante la década de los setenta, hicieron famoso a Charles Bronson .

Una actriz para nada maldita

Jodie Foster es la única actriz que ha logrado superar las dos "maldiciones" que planean sobre las estrellas de hollywood: la edad y la oscarización.

Jodie Foster en The brave one

Si hay actrices para quienes sobrepasar los cuarenta implica una crisis profesional, no es el caso de Jodie Foster.

A los 44 años cumplidos, que su nombre encabece un cartel aún es un gancho para atraer espectadores, como sucedió con Plan de vuelo: Desaparecida o Plan oculto .

En cuanto al Oscar, que Jodie Foster haya sido oscarizada en dos ocasiones, por Acusados (1988) y El silencio de los corderos (1991), no ha repercutido negativamente en su carrera, todo lo contrario.