La luz del sol ilumina la medianoche en un fiordo cerca del pueblo noruego de Longyearbyen
La luz del sol ilumina la medianoche en un fiordo cerca del pueblo noruego de Longyearbyen AGENCIAS

Los osos polares y las focas que cazan en los hielos árticos del archipiélago noruego de Svalbard han visto este año como su hábitat se derrite, dejando aparecer nuevas islas antes desconocidas. El helado mar del Ártico disminuye hasta niveles históricos, lo que ha generado dudas sobre si el calentamiento global está superando las previsiones de la ONU, dijeron expertos.

"Las reducciones de nieve y hielo se están dando a una velocidad alarmante", ha declarado la ministra noruega de Medio Ambiente de Noruega, Helen Bjoernoy, en un seminario que comenzó el lunes en Ny Alesund , una base de investigación situada a 1.200 kilómetros del Polo Norte y considerada el asentamiento permanente localizado más al norte del mundo.

Las autoridades noruegas creen que la desaparición de los hielos árticos podría ser más rápida de lo previsto
El deshielo de glaciares que se extienden hasta el mar cerca de Svalbard ha revelado varias islas que no aparecen en los mapas. "Conozco dos nuevas islas aparecidas este verano al norte de Svalbard y cuya propiedad no ha sido reclamada aún", afirma un experto medioambiental que trabaja para el Gobierno noruego. Uno de esos eislotes tiene el tamaño de una cancha de baloncesto.

 

No es la primera vez que esto sucede, nuevas islas han emergido en los últimos años también en Groenlandia y Canadá.

Bjoernoy considera que la "reducción de las zonas heladas podría ser más rápida de lo predicho " este año por un comité de cambio climático de la ONU formado por 2.500 científicos. Este grupo dijo en febrero que el hielo veraniego del mar podría casi desaparecer del Ártico para finales de este siglo. También señaló que el calentamiento de los últimos 50 años "era posiblemente" consecuencia de los gases de efecto invernadero.