Air Jordan
Una zapatilla 'Air Jordan'.

La multinacional de ropa deportiva Nike ganó un juicio contra dos fabricantes de zapatos chinos que habían copiado su marca "Air Jordan" en zapatillas deportivas que fueron vendidas en las tiendas de la cadena francesa Auchan en China.

En total, las dos firmas chinas (Jinjiang Longzhibu Shoes Co Ltd y Jinjiang Kangwei Shoes Co Ltd) que fabricaron las zapatillas y las tres tiendas de Auchan en Shangai que las vendieron tendrán que pagar 46.000 dólares en compensación al gigante deportivo, informó hoy el diario "China Daily".

El Tribunal Intermedio Número 2 de Shangai concluyó que el logotipo de las zapatillas de ambas manufacturas chinas era "básicamente el mismo" de Nike en el que se plasma la silueta de la antigua estrella de la NBA Michael Jordan. La sucursal en Shangai de la cadena de minoristas Auchan fue hallada culpable de vender estas copias pirata sin permiso de Nike, según el tribunal.

Se han confiscado 70.000 pares de copias de marcas como Nike, Adidas o Puma que iban a ser exportadas
El pasado mes de enero, empleados de Nike compraron cuatro copias de las zapatillas de su marca por unos 13 dólares en tres establecimientos Auchan de Shangai. Los abogados de la firma estadounidense enviaron una carta a la cadena francesa en febrero en la que le advertían de la infracción, a pesar de lo cual Auchan siguió con la ventas estas zapatillas.

Las tres firmas serán obligadas también a publicar una disculpa abierta para paliar los efectos negativos de copiar ilegalmente un logotipo que fue registrado por Nike en China en 1993.

Según datos de las aduanas chinas, sólo en la provincia oriental de Zhejiang (epicentro de manufacturas de zapatos del país asiático) en lo que va de año se han confiscado 70.000 pares de copias de marcas como Nike, Adidas o Puma que iban a ser exportadas.

En julio, el fabricante de zapatillas deportivas alemán Puma AG Rudolf Dassler Sport ganó un caso similar en China contra un supermercado de Shangai que vendía copias ilegales de sus productos.

EEUU y la Unión Europea mantienen fuertes tensiones comerciales contra China, uno de los principales productores y exportadores del planeta, por el masivo volumen de copias ilegales de marcas europeas de prestigio que vende y exporta a precios muy asequibles.