Iñaki Urdangarin declaró como acusado en el juicio del caso Nóos
Iñaki Urdangarin declaró como acusado en el juicio del caso Nóos, en el que se sienta en el banquillo junto a su esposa, la infanta Cristina, y a otras 15 personas. EFE

La comparecencia ante el juez de Iñaki Urdangarin este viernes por el Caso Nóos no ha estado exento de polémica. Las redes sociales se incendiaron al ver las gafas que lució el esposo de la infanta Cristina.

Se trata de unos anteojos de un material similar a la pasta que llamaron especialmente la atención por ser amarillas. El empleo de estas lentes fue visto por muchos como una estrategia de la defensa del exjugador de balonmano para desviar la atención sobre su declaración. 

Los anteojos, de la firma Alain Mikli, fueron motivo de burla en las redes donde algunos usuarios comentaron que parecían "de un chino". La realidad dista mucho de ello ya que las gafas que usó Urdangarin cuestan entre 700 y 1.000 euros.