Entrevista a Gallardón
Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid. EFE

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, propondrá en septiembre al Gobierno de Zapatero y al Ejecutivo regional de Esperanza Aguirre la creación de un consorcio conjunto que se ocupe de la Cañada Real, "con capacidad ejecutiva para abordar todos los problemas" de este poblado chabolista ilegal.

Es un problema muy serio y si no lo abordamos se puede convertir en una herida muy difícil de cerrar

Ruiz-Gallardón subrayó que sólo un consorcio ejecutivo que se ocupe en exclusiva de la Cañada Real puede dar una solución "política, jurídica y social" a los problemas "sociales, educativos, urbanísticos, de vivienda y de orden público" que concurren en este poblado chabolista del sureste de Madrid y que "afectan a las competencias de las tres Administraciones públicas".

"La Cañada Real es un problema muy serio -uno de los más importantes de Madrid- que compete a las tres Administraciones y, si no lo abordamos ahora con decisión, se nos puede convertir en una herida muy difícil de cerrar en el futuro", advirtió el alcalde, quien precisó que su propuesta será "probablemente una de las primeras medidas" que adopte el Ayuntamiento al amparo de la Ley de Capitalidad.

"El mandato del fin del chabolismo"

Ruiz-Gallardón aseguró que su actual mandato municipal será el del "fin del chabolismo en Madrid" y garantizó que, al término de "esta legislatura", habrán desaparecido todos los núcleos chabolistas que existían cuando se inició "y las familias serán realojadas".

Lo que no tiene sentido es que los que viven fuera de la M-30 tengan que entrar al corazón de la ciudad

Respecto a la Operación Chamartín, el alcalde "confía" en que el Ayuntamiento llegue a un acuerdo con el Ministerio de Fomento antes de finales del presente año para que parte de los beneficios de la intervención sufraguen el "by pass Norte" de la M-30. La citada operación "va a suponer un aumento de la edificabilidad de la zona norte de la capital muy importante y la obligación del Ayuntamiento es hacer que eso sea posible, pero sin que colapse la circulación de Madrid".

Estación de Abroñigal

El alcalde cuenta también con que Fomento acepte su propuesta para que Abroñigal (un millón de metros cuadrados propiedad de ADIF entre San Diego y Entrevías, 1,5 kilómetros al sur de Atocha) se convierta en una gran estación del AVE. "Naturalmente, todos los que viven dentro de la M-30 utilizarán la estación de Atocha, pero lo que no tiene sentido es que todos los que viven fuera de la M-30 o en otros municipios o aquellos que quieran utilizar el AVE interconectado con Barajas" se vean forzados "a entrar hasta el corazón de la ciudad", argumentó.

Apoyo unánime a Madrid´16

El alcalde destacó también la importancia de la candidatura de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2016 como un proyecto situado "fuera del debate" entre partidos y respaldado de forma unánime por "la gama completa del arco iris" político, "incluido el Gobierno de España".