La bolsa de Nueva York cerró hoy con una mínima caída, tras ventas de última hora que se produjeron pese a la inyección de capital que recibió un fondo de inversión de Goldman Sachs y la intervención de los bancos centrales de EE.UU. y Europa.

Según cifras disponibles al cierre, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, perdió 3,01 puntos, un 0,02%, hasta los 13.236,53 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq registró un descenso de 2,65 puntos, un 0,1%, hasta las 2.542,24 unidades.

Pese a que las bolsa se mantuvieron con una moderada subida durante casi toda la sesión, a menos de media hora del cierre se produjo una ola de ventas que terminó por barrer el alza.

Aún así, los analistas celebran que al menos la sesión haya sido tranquila y con poca volatilidad, lo que contrasta con la semana pasada, cuando el mercado se movió con violentas variaciones.

Crisis hipotecaria en Canadá

El Canadian Imperial Bank of Commerce (CIBC) informó hoy de que perdió alrededor de 275 millones de dólares en el tercer trimestre del año a consecuencia de la crisis de las "hipotecas basura" en EEUU, lo que no impidió que sus beneficios aumentase durante el periodo.

CIBC, el quinto banco canadiense, dijo que espera que sus beneficios sea de algo más de dos dólares por acción frente a los 1,7 dólares obtenidos durante el mismo periodo del 2006.

El presidente y consejero delegado de CIBC, Gerry McCaughey, señaló en un comunicado que "con la excepción de nuestra unidad de Crédito Estructurado, estamos satisfechos con nuestro rendimiento durante el tercer trimestre".