La magnitud del terremoto cuyos efectos se han notado prácticamente en todo el país ha sido de 5,1 grados de intensidad, según cálculos del Instituto Geográfico Nacional, organismo que ha tenido constancia además de al menos quince réplicas, que han alcanzado algunas los tres grados.

La jefa de sección del Instituto Geográfico Nacional Arancha Izquierdo explicó las consecuencias de este terremoto, el segundo de mayor intensidad de los que se han sentido este año en España, (tras el seísmo de 6,1 grados del pasado 12 de febrero), que en unas primeras estimaciones se situó en una intensidad de 4,7 grados, aunque "posteriores recálculos" la han fijado en 5,1 grados.

No obstante, según precisa Izquierdo esta cifra puede volver a variar, ya que se sigue estudiando y analizando la intensidad del mismo.

Nada para el mundo

Para España, esa magnitud es una de las más importantes y se ha alcanzado también en otros momentos con terremotos con epicentro en Galicia y Murcia.

Pero para la sismicidad mundial, esta magnitud "no es nada" porque "terremotos de éstos hay todos los días un par de ellos".

El terremoto se ha dejado sentir en casi toda España, pero el Instituto no tiene constancia de que la gente haya detectado las réplicas, por su intensidad menor.

Testimonios

A la página web del Instituto están llegando mensajes de los internautas contando sus experiencias respecto al terremoto.

Y lo que cuentan los internautas es que el terremoto se ha dejado sentir en sitios como Valladolid, Jaén, Salamanca, Gijón, Andalucía, Valencia y Alicante, entre otros.

Pero además numerosas personas están llamando por teléfono al Instituto Geográfico dando cuenta del terremoto, que ha tenido su epicentro en la localidad de Pedro Muñoz (Ciudad Real).

"La gente está asustada; es normal que la gente se asuste, sobre todo en España y en esta zona donde no se suele sentir; es normal que cuando a uno se le mueva la casa y se le caen figuritas se asuste", señala Izquierdo.

Pero, según está la situación "parece que no hay que tener más miedo" porque "en principio", según Izquierdo, "no tiene por qué haber nada mayor que lo que ha habido".