Arafat
Yasser Arafat fue el líder histórico de la Autoridad Palestina casi hasta sus últimos días (ARCHIVO). ARCHIVO

La sangre del ex presidente palestino Yasser Arafat contenía el virus del VIH, pero la causa de su muerte no fue el SIDA, causado por el virus, sino un envenenamiento, según su médico, Ashraf al Kurdi.

Todavía se desconoce la causa exacta de su muerte

El periódico israelí 'Haaretz' afirma que el médico aseguró que el virus había sido inyectado en las venas de Arafat poco antes de su muerte, y que el desencadenante real de su fallecimiento fue un veneno.

Horas antes, Al Kurdi había sido entrevistado en directo en la cadena de televisión Al Yazira, que cortó la conversación con el médico en cuanto éste mencionó que Arafat había contraído el VIH.

Muerte controvertida

Al Kurdi -que trabajó como médico del ex presidente palestino durante 18 años- dijo que "normalmente, le llamaban para atender a Arafat inmediatamente, pero cuando su salud se estaba "deteriorando", el Gobierno decidió "no llamarle apenas".

El médico también señaló que la mujer de Arafat, Suha, no quiso permitir que visitase a su marido en el hospital privado de París, en el que estaba ingresado, y que también le fue negado el acceso al cuerpo de Arafat tras su muerte.

Por estos motivos, pidió al Gobierno francés la creación de una comisión investigadora.

Arafat murió el 11 de noviembre de 2005 a la edad de 75 años. Desde entonces, los periodistas y líderes de opinión árabes han acusado en repetidas ocasiones a Israel de su envenenamiento.