La Asociación Protectora de Animales Amibichos ha denunciado un posible caso de maltrato animal contra una gata, de nombre Annie, que apareció en la localidad de Santa Ana de Pusa con las patas traseras paralizadas, posiblemente a causa de un balín alojado en su columna vertebral.

En nota de prensa, desde la asociación explican que fue el pasado 30 de enero cuando una vecina de la localidad contactó con ellos para informar de la situación de la gata, que para andar arrastraba las patas traseras.

Tras una exploración veterinaria se comprobó que la causa de la parálisis era un balín alojado en su columna vertebral.

"Incluso, por distintas informaciones que hemos recibido por parte de vecinos, nos consta que no es un hecho aislado en el pueblo sino que otros animales domésticos se han visto igualmente sometidos a disparos, especialmente gatos", aseguran desde la Asociación.

Por ello, esta protectora ha interpuesto la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil para que puedan iniciar la investigación oportuna de los hechos.

Actualmente la gata Annie continúa teniendo paralizadas las patas traseras y no controla esfínteres por lo que está siendo sometida a distintos tratamientos veterinarios y rehabilitación con la esperanza de que pueda recuperar algo de movilidad y pueda volver a caminar.

Consulta aquí más noticias de Toledo.